La medalla obtenida ayer por la cordobesa Georgina Bardach en los 400 metros estilos de los Juegos de Atenas 2004 es la tercera de la natación argentina en la historia.

Bardach logró el bronce con un tiempo de 4:37.51. La ucraniana Yana Klochkova ganó la medalla de oro y la estadounidense Kaitlin Sendino, fue plata.

Los únicos logros olímpicos de la Argentina en esta disciplina habían sido hasta los de Alberto Zorrilla, oro en los 400 metros libre en Amsterdam 28, y Jeanette Campell, medalla de plata en los 100 metros libre en Berlín 36.

Apenas 17 segundos menos...

La primera experiencia olímpica de Georgina fue en Sydney 2000 con apenas 17 años. Aquella vez quedó en el 21° en los 400 medley con un tiempo de 4:54.31, por lo que la cordobesa veía de lejos a la ganadora de la prueba la ucraniana Yana Klochkova que marcaba un nuevo record mundial con 4:33.59.
 
Cuatro años después la historia fue otra. La ucraniana ya no estaba tan lejos. En su andarivel vecino de la final de Atenas se ubicaba Bardach, para lograr un histórico tercer puesto al bajar casi en 17 segundos el tiempo de su anterior participación olímplica: clavó los relojes en 4:37.51, nuevo record argentino y sudamericano.

En cambio la ucraniana no pudo repetir su record de 2000, aunque los 4:34.83 le alcanzaron para retener la corona olímpica.

El próximo duelo entre la argentina y la ucraniana será en Beijing 2008 y allí quizás la historia se revierta....
 

Hace historia

La nadadora argentina cerró un largo ciclo histórico al ganar el bronce y subir al podio en la prueba de los 400m cuatro estilos en los Juegos Olímpicos de Atenas, algo que sus compatriotas no lograban desde 1936.

"Pienso que mi actitud en la prueba fue lo que me dio la medalla. Fue muy duro, ya que llegué a estar en quinto lugar, pero sabía que podía recuperarme al final", dijo la joven nadadora argentina mientras lloraba profusamente y daba saltos de alegría.

La prueba femenina de los 400m estilos combinados fue electrizante. Bardach llegó a caer al quinto lugar durante el nado espalda, pero inició una recuperación formidable para alcanzar el tercer lugar y capturar la medalla de bronce en los tramos finales.

En el frente, la ucraniana Yana Klochkova y la norteamericana Kaitlin Sandeno se trabaron en un duelo impresionante, en el que Klochkova se impuso al final para quedarse con el oro.

"Yo sabía que el inicio sería difícil, porque el estilo espalda es donde tengo más problemas. Pero en ese nado perdí mucho terreno. Yo solamente nadaba y pensaba que tenía que hacer un esfuerzo más", explicó.

La joven nacida hace 20 años en la provincia de Córdoba confesó que al mirar el tablero vio que había "ganado la medalla de bronce, y lo primero que pensé fue: papá va a tener un ataque al corazón. Me imagino cómo mis amigos y familiares estarán de contentos".

La medalla de Bardach puso así el punto final a una larga ausencia de argentinos en los podios olímpicos de natación, que hasta ahora solamente habían ganado un oro y una plata, ambos hace más de medio siglo.

Alberto Zorrilla se adjudicó la medalla de plata en los 400m estilo libre en los Juegos de Amsterdam-1928, y Jeanette Campbell una plata en Berlín-1936.
Desde entonces, la natación argentina no volvió a subir a un podio olímpico.

"Yo no quise pensar en nada antes de nadar. Estaba un poco nerviosa, pero sabía que me había preparado. Ahora me siento exhausta, pero muy, muy feliz", confesó.