Kristóbal jugando a ser modelo vestido de león
Kristóbal jugando a ser modelo vestido de león

Las excentricidades de la diva Moria Casán son ampliamente conocidas, entre ellas el amor por su fallecido chihuahua: Kristóbal. El incondicional compañero vivió hasta los nueve años compartiendo los momentos más especiales de la estrella de la televisión.

"Twitteros adorados, hace una hora dejé de ser de teflón, ¡estoy muy triste! Murió mi amado Kristóbal", así despidió la diva en su cuenta en la red social a su amada mascota.

Era habitual verla llevarlo bajo el brazo o en su maxi cartera a todas partes. Muchas veces luciendo ropita canina de lujo que complementaba el vestuario de su dueña, desde un simple abrigo hasta un accesorio glam, lo cuál ganó un importante lugar en los medios, convirtiéndose en un invitado VIP, un verdadero ícono de estilo canino.

Dolores Barreiro, desfilando con Kristóbal
Dolores Barreiro, desfilando con Kristóbal

Además, de ser muy popular en el ambiente, vivía como un rey. Viajaba, se hospedaba en los mejores hoteles y recibía un trato preferencial: bebía agua mineral francesa.

Camita, platos y desayuno premium de Krisóbal, la mascota de Moria Casán
Camita, platos y desayuno premium de Krisóbal, la mascota de Moria Casán

Al igual que las figuras, contaba con una cuenta personal de Twitter:
"Little dog con linaje y pedigree! Feliz de pertenecer a LA ONE!", era su carta de presentación. Allí participaba activamente de la vida virtual.

Kristóbal viajaba junto a la diva Moria Casán a los mejores destinos
Kristóbal viajaba junto a la diva Moria Casán a los mejores destinos

Como ocurrió con Choupette, la gata birmania del diseñador Karl Lagerfeld, o el recordado Jazmín, el yorkshire propiedad de Susana Giménez, las mascotas impusieron una tendencia potenciando el amor por los animales. A partir de su aparición en público el boom por la raza chihuaha vivió un auge.

LEA MÁS: