Un estudio sacó la conclusión que debido al fenómeno de Harry Potter, se incrementaron las ventas ilegales del búho salvaje en Asia.
Un estudio sacó la conclusión que debido al fenómeno de Harry Potter, se incrementaron las ventas ilegales del búho salvaje en Asia.

El fenómeno de la saga de Harry Potter llegó a límites impensados. El fanatismo que se creó alrededor de las ocho películas y libros contribuyó a que los millones de seguidores quieran acercarse más mediante objetos e incluso la mascota de Harry, Hedwig.

El búho nival, o el búho salvaje, se encuentra en peligro de extinción y un estudio realizado por dos investigadores de Oxford Brookes culpó a la saga de J.K. Rowling por este fenómeno.

Así lo confirmaron, Vincent Nijman y Anna Nikaris, científicos de la Institución Oxford Brookes de Reino Unido, a través de un trabajo titulado "Ecología Global y de Conservación".

La venta de este animal creció de forma notoria en los mercados de Asia. Luego del lanzamiento de la primer película, en el 2001, se vendieron aproximadamente 100 búhos. Para el 2016, este número había aumentado a 13 mil ejemplares, los cuales fueron sacados de su hábitat y vendidos por precios que rondaban los 10 y 30 dólares.

El búho Hedwig acompaña en la narrativa de la saga de Rowling al mago en sus aventuras, y pasa mucho tiempo en una jaula -un hecho que al mismo protagonista le duele-.

Al ser salvajes, estos búhos pierden toda capacidad de interacción con otros animales de su especia al ser enjaulados como en la película. El estudio reveló que la vida de estos animales se reduce considerablemente al estar domesticado.

La autora de la saga J.K. Rowling también expresó en reiteradas ocasiones: "Los que creen que son buenas mascotas, están muy equivocados".

Hedwig, era el gran compañero de Harry durante las escenas
Hedwig, era el gran compañero de Harry durante las escenas

Desafortunadamente, los búhos en cautiverio mueren muy pronto debido a que están fuera de su entorno natural, por lo que el Gobierno de Indonesia insiste en que la especie sea incluida en las listas de animales protegidos.

LEA MÁS: