Naki’o perdió sus cuatro extremidades producto del abandono y del frío polar
Naki’o perdió sus cuatro extremidades producto del abandono y del frío polar

Recién era un cachorro cuando lo encontraron. Una tarde gélida, durante un invierno helado en Nebraska, Naki'o dormía en una casa abandonada junto a sus hermanos. Su madre no había soportado las bajas temperaturas. Había sucumbido ante el frío polar. Naki'o, por su parte, necesitaba asistencia urgente. Su curiosidad lo había llevado a caer en un charco.

Producto de tal accidente, había perdido media nariz. También debía despedirse de media cola, y una parte de su oreja derecha tampoco había resistido, aunque el hecho más traumático pasaba por sus patas. Las cuatro, en mayor o menor medida, habían quedado inutilizables. Ya no iba a poder correr un hueso o una pelota, ni tampoco podría perseguir a los autos que transitaban.

Naki'o, junto a sus hermanos, fue trasladado de urgencia a un famoso refugio canino en Colorado, A Puppy's Voice. A los pocos días, Christie Pace, una veterinaria procedente de Denver que estaba a la búsqueda de una mascota, conoció a Naki'o. Bastó con que le comentaran pocos detalles de su historia para que tomara la decisión: lo adoptaría.

"No estaba segura de qué tipo de perro estaba buscando, pero cuando encontré a Naki'o y leí su historia me enamoré. No estaba buscando un perro con necesidades especiales, pero siempre me ha latido el corazón por estos animales", comentó Pace.

Me and mommy hanging out! #specialbond #bionicdog #amputee #prosthetics #blessed #heelernation #rescuedandloved #unconditionallove

Una foto publicada por Naki’o (@nakiothebionicdog) el

El siguiente paso era buscar ayuda. Por obra del destino, un cliente que tenía en la veterinaria utilizaba un soporte conocido como OrthoPets en su rodilla. Pace desconocía por completo de qué se trataba, pero comenzó a averiguar hasta que, por suerte para ella y su nuevo perro, descubrió que hacían prótesis de patas caninas en Denver.

Sin embargo, había un impedimento: costear el tratamiento era muy caro. Hasta el momento, ningún perro en el mundo había recibido cuatro patas ortopédicas. Por eso, decidió apelar a la generosidad de sus clientes. Planeó una colecta, la cual en poco tiempo le permitió reunir el dinero.

Naki'o pasó a ser más conocido como "el perro biónico". El cachorro -que había había perdido sus patas a causa del congelamiento- hoy es un perro adulto que cuenta con cuatro patas ortopédicas. Logró volver a correr, a disfrutar de un paseo junto a su dueña.

A partir de que Naki'o entrara en sus vidas, Pace y su esposo continuaron con la adopción de perros con necesidades especiales. Después de unos años, construyeron una gran familia de mascotas. Todos ellos con dificultades específicas.

En la misma línea, el matrimonio fundó la organización de Rescate de Perros Naki'o, que brinda protección y asistencia a perros con urgencias médicas.

LEA MÁS: