Limpiar la piel es clave para que luzca sana y joven por mucho más tiempo
Limpiar la piel es clave para que luzca sana y joven por mucho más tiempo

Limpiar el rostro luego de un extenso día de actividades y trabajo es fundamental, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una de las pieles más delicadas y finas de todo el cuerpo.

El envejecimiento, la contaminación ambiental, el maquillaje y el estrés debilitan la función "protectora" de la piel y pueden generar que pierda su belleza natural, su aspecto saludable e hidratación.

Se use o no maquillaje, los poros se tapan y como resultado la piel luce cansada y con impurezas. Es por eso que una adecuada limpieza facial resulta clave y no se requiere de mucho trabajo para lograrlo.

"Es muy importante hacerlo a la mañana y a la noche, ya que mientras dormimos, nuestro cuerpo transpira hasta un 40% más que durante el día y, por lo tanto, es importante limpiar la piel al levantarnos para liberarla de transpiración, células muertas y excesos de sebo. Y por la noche, antes de acostarse, es fundamental realizar la misma rutina para eliminar maquillaje e impurezas que se acumularon a lo largo del día", destacó Julieta Pautasso, Directora Técnica de NIVEA (MN 9113).

Es ideal realizar una limpieza facial por la mañana y por la noche (iStock)
Es ideal realizar una limpieza facial por la mañana y por la noche (iStock)

Cómo elegir los productos correctos

Dependiendo de las características individuales de cada piel, las mujeres necesitan diferentes tipos de productos. Hay tres tipos de piel: normal, seca y mixta. El tipo está determinado en general por la genética pero además, cada piel puede tener diferentes condiciones que varían de acuerdo a factores internos y externos a los que la piel se expone. "Estas condiciones pueden ser piel sensible, piel madura o pieles propensas a mancharse", agregó la experta.

Para quienes buscan una forma rápida y fácil, las lociones micelares
3 en 1 resultan ideales ya que remueven el maquillaje, limpian e hidratan la piel en un solo paso. Por otro lado, las toallitas desmaquillantes son una
solución práctica para dejar la piel suave y limpia sobre todo cuanto se está fuera de casa.

O incluso después de una fiesta, en dónde el make up suele estar bien presente, un desmaquillante bifásico de ojos es perfecto para remover el maquillaje a prueba de agua sin necesidad de frotar.

Por último para una rutina completa, una leche limpiadora y luego un tónico limpiarán la piel cuidadosa y profundamente para que respire mejor.

“El agua no es suficiente para una buena limpieza facial”

Dijo Pautasso: "Los productos específicos de limpieza facial no sólo remueven exceso de sebo, células muertas, maquillaje y todo tipo de impurezas mucho mejor que el agua sola – también preservan el nivel de pH natural de la piel y previenen que la piel se seque. El resultado: poros limpios y piel naturalmente bella que respira libremente".

Test: qué tipo de piel tenés

Tips para cuidar la piel

Una vez detectado el tipo de piel, hay ciertas reglas generales que toda mujer debe saber.:

-Siempre lavar las manos antes de comenzar una rutina de limpieza facial.

-Usar productos formulados exclusivamente para cada tipo de piel.

-Para secar el rostro, dar suaves golpecitos con una toalla limpia para no irritarlo. Igualmente lo ideal es que se seque solo.

-Guardar el tónico facial en la heladera para aumentar su sensación refrescante.

Eliminar los restos de delineador con la ayuda de un hisopo embebido en desmaquillante de ojos. Es importante tratar la piel de alrededor de los ojos de forma delicada y no usar productos que puedan agredirla.

Los tips para cuidar la piel
Los tips para cuidar la piel

-Para ganar tiempo, usar el gel exfoliate en la ducha. Aplicarlo una vez por semana, para remover células muertas e impurezas que se van acumulando. Siempre humedeciendo el rostro antes.

-Colocar los productos en lugares visibles. Por ejemplo, al lado del cepillo de dientes o en la mesa de luz.

-Para evitar irritaciones o sequedad de la piel, siempre remover el maquillaje con agua tibia, no caliente.

-Después de una rutina diaria de limpieza, la piel se encuentra lista y perfecta para ser hidratada.

-Manos afuera. Evitar sacar las imperfecciones del rostro uno mismo. Las bacterias de los dedos pueden empeorarlas y causar nuevos problemas.

Para conocer más tips, click aquí