2016 fue, sin resquicio a duda, el año de los desafíos virales. No cuesta hacer memoria para recordar, por ejemplo, al Mannequin Challenge, el peculiar reto que consistía en el estatismo extremo mientras una cámara circulaba alrededor. Otro, por caso, fue el One Finger Challenge, ya más osado, en las que sus participantes ocultaban con solo un dedo sus partes íntimas. 2017 promete no ser menos.

A los pocos días de comenzado el año, se viralizó un reto tétrico, que roza el mal gusto. Su nombre, "Death pose". Su traducción literal, "La pose de la muerte". ¿De qué se trata? Los internautas fingen una muerte, pero la misma no puede ser una esperada, en la cama de un hospital. Las imágenes reproducen muertes violentas, impredecibles y repentinas.

#ineedsomefinewineandyouneedtobenicer @elizabethshelley1947 #fallen #deadgirl #deathpose

Una foto publicada por Kurt Fowl (@kurtfowl) el

La peculiar moda surgió en Sudáfrica cuando un joven de 18 años, llamado Karabo Mnisi, compartió una imagen suya agonizando que emulaba una fotografía icónica de la historia reciente de su país. En 1976, la policía reprimió en forma brutal una protesta estudiantil en Soweto. El niño, después se supo, era Héctor Pieterson y se desfallecía en los brazos de un adulto que lo sacaba de la gresca.

I give up….can somebody pls take me to 2016☝ #deathpose 😅😅

Una foto publicada por Motshidisi FancyFace Salokale (@m_fancyface) el

Sin siquiera proponérselo, esa publicación dio inicio al nuevo fenómeno de las redes sociales. Sobre todo en Sudáfrica, los participantes posan con un machete que les atraviesa el cuello, colgados a cuerdas en el baño, desparramados y sangrando en la calle. En su mayoría, impactan porque, además, las imágenes cuentan con un nivel de producción sofisticado. Hasta el propio Woody, protagonista de Toy Story, aparece muerto en medio de un charco de sangre.

#deathpose #wineglass #cowboy

Una foto publicada por Currelas Bernabeu (@currelas) el

El "Death pose", además de adeptos, no tardó en despertar polémica e indignación. Los calificativos que más se repiten de sus detractores en las redes sociales son "de mal gusto", "macabro", "tétrico", "vergonzoso" y "estúpido". Habrá que esperar para ver si la tendencia, por ahora casi excluyente a Sudáfrica, se transforma en un fenómeno mundial similar al Mannequin Challenge o si es una moda pasajera de las tantas que ofrece Internet.

#DeathPose Bandibulele so horrible at this yhoo

Una foto publicada por Liyabona Mbomvane (@leah_mbomvane) el

LEA MÁS: