Internet, una vez más, sorprende a propios y ajenos. No por pruebas de destreza inusuales, de sorprendente inteligencia o de gran ingenio. Más bien todo lo contrario. Un youtuber decidió emprender -quizás- el desafío más ridículo que se recuerde en la red. El objetivo: llegar al final de la interminable tabla de Excel que cuenta con más de un millón de filas.

"Tengo que mantener mi dedo en la tecla hasta el final o fracasaré. Esta es la idea más tonta de la historia, pero alguien tenía que hacerlo", reconoció el youtuber Hunter Hobbs, de Oklahoma, Estados Unidos, que, a los pocos días de publicado de su video, superó las 600 mil reproducciones.

Sabiendo que la prueba se podía extender por largas horas, se abasteció con agua, fruta y bebidas energizantes para lograr mantener la concentración. Dijo que no sabía qué iba a hacer en el momento que le dieran ganas de ir al baño. Puso el índice en la flecha de abajo y comenzó el desafío.

Tras exactas 9 horas y 36 minutos, el youtuber llegó por fin al fondo de la plantilla de Excel. Descubrió que tiene 1.048.576 filas, aunque el propio manual del programa lo consigna. "Estoy cansado, estoy hambriento y las manos me duelen mucho, lo que es bastante triste. Hasta aquí el Excel Challenge. No lo hagas", dijo al final de su video.

LEA MÁS: