Si no fue un momento tenso, habría que definirlo como incómodo, ¡por lo menos! Se dio cuando una notera del programa Los ángeles de la mañana fue a Aeroparque para obtener una declaración de Eugenia La China Suárez y Benjamín Vicuña, a propósito de la versión sobre una boda secreta. "No, no me casé. Estoy con mi hija (Rufina Cabré), porfa, no me filmes -dijo la actriz, visiblemente ofuscada-. No estoy trabajando. Te contesto siempre: cuando estoy con mi hija, no".

Por su parte el actor, quien fue a buscarla en su camioneta junto con Rufina, prefirió no responder ninguna pregunta. No obstante, siempre cordial, terminó dándole un beso en la mejilla a la periodista. ¡Eso sí! Sin pronunciar palabra.

En pareja desde hace casi un año -si bien la fecha del inicio está en duda, con aquel escándalo del motorhome en el medio-, Suárez y Vicuña se habrían casado en secreto en Londres, donde estuvieron quince días atrás. Eso, claro, según los rumores.

Ya más relajado luego del encontronazo de su novia con la periodista, Benjamín se autodedicó un mensaje en su cuenta de Instagram por su cumpleaños (este martes 29 llegó a los 38). "Sigue la mirada intacta, los años vuelan como pájaros asustados y yo aquí abrazado, a la vida. Agradezco el amor que sana y la risa que perdura. Agradezco la luz y la sombra".