La gran foto de la noche de los Martín Fierro 2017 fue la primera de todas -de cien… ¡de miles!- que se sacaron en el Hotel Hilton. Porque la Revelación inauguró las 34 ternas que los conductores, Guido Kazcka y Mariana Fabbiani, anunciaron en una ceremonia de casi cuatro horas. Y entonces Andrea Rincón (31) le dio un tremendo beso a El Mono, líder del grupo Kapanga. ¡Sorpresa! Y revelación por partida doble: estatuilla por su papel en La Leona y presentación de novio.

"Sí, es mi pareja", advierte la ex Gran Hermano. "Yo no sabía que podía ir con acompañante (a la ceremonia), y la invitación de Telefe me llegó recién el viernes a la noche. '¡Mirá, tengo dos!', le dije (a El Mono). 'Mirá, yo sólo tenía pensado llevarte', me respondió. 'Te acompaño… ¡pero no tengo ropa!'. '¡No importa, veni así!, de última no pasás por la alfombra roja'. No lo pensamos mucho…", contó Andrea en Por si las moscas, programa de La Once Diez.

La emoción de Andrea Rincón al ganar su Martín Fierro
La emoción de Andrea Rincón al ganar su Martín Fierro

Pero, ¿el beso fue pensado? No, ¡tampoco! Surgió como acto reflejo por una carencia del momento. "Necesitaba algo de afecto en ese momento, necesitaba que alguien me abrace, porque nadie se paró a abrazarme: recién nos habíamos sentado en la mesa, estábamos fríos. ¡Me amotiné y no quería subir al escenario!".

Ya frente al micrófono, mirando el Salón Pacífico del Hotel Hilton y sujetando con fuerza su Martín Fierro, Andrea dio un efusivo discurso. "Para mí fue una montaña rusa, nunca imaginé que me iba a superar la emoción… En un momento lo único que escuchaba es que yo decía 'Wua, wua, wua…'. Y cuando bajé del escenario me agarró un ataque de llanto porque pensé que había hecho un papelón. Cuando entro un poco en crisis, pido por mi mamá, y me olvidé de nombrarla, dije: 'Mi papá y mi papá'".

Rincón lamenta ese olvido porque su mamá fue fundamental para este sueño cumplido de consagrarse como actriz. Era ella quien, siendo Andrea apenas una niña, la acompañaba a las clases de teatro. "Me llevaba llueve y truene porque si no me agarraba la locura. Y una madre que tiene ocho pibes, que labura desde las 7 de la mañana… fue un gran esfuerzo de parte de ella. Y no se lo agradecí. Me agarró una angustia muy grande…".

Pensé que este personaje me abría el camino o me lo cerraba para siempre

Su Martín Fierro habrá sorprendido a muchos, pero a ella… a ella no tanto."Lo soñé mucho tiempo", reconoce Andrea, quien apenas obtuvo el papel en la novela de Telefe protagonizada por Pablo Echarri y Nancy Duplaá se planteó un desafío. "Este personaje lo voy a preparar para tener el Martín Fierro a la Revelación", se dijo. ¿Por qué tanta presión? "'Me abre el camino, o se me cierra para siempre', pensé. Y le metí mucho laburo, mucha presión, estaba con terapia, con la coach, subí de peso… Lo tenía como objetivo: 'Vas a ver que me voy a ganar el Martín Fierro', le decía a todo el mundo".

"Pero esto no fue algo que construí sola -advierte la ex Bailando 2012-. Muchas personas me ayudaron, como mis compañeros. Yo soy muy insegura y todos mis compañeros enseguida pudieron ver mis limitaciones y descubrieron que siempre tengo un fantasma paradito al lado mío. Es mi enemigo número uno, el fantasma de la inseguridad. Se pararon espalda con espalada a pelearla conmigo, y le ganamos. Eso quiere decir este Martín Fierro".

Pero la sonrisa no se le va a Rincón, quien en breve estrenará su rol en el unitario Un gallo para Esculapio. Porque este sueño recién cumplido apenas si está comenzando. Ojalá suceda lo mismo con el amor… ¡Hacen tan linda pareja!

LEA MÁS: