Ivana Nadal es otra. Y no hablamos solamente de cómo cambio luego de que se filtraran sus fotos prohibidas, en marzo de 2016."Se me fue la vergüenza conmigo misma", le contó la modelo a Teleshow, luego de todo un proceso que debió hacer para superar las consecuencias de aquel escándalo mediático.

Pero esta crónica se ocupará de otro cambio en Nadal, aunque también tiene que ver con su físico. Si bien la también actriz de 26 años siempre contó curvas privilegiadas, un ajuste en la alimentación y una rutina de ejercicios distinta le permitió tonificar su cuerpo, delineando sus músculos.

Orgullosa de sí misma, y de lo conseguido con tanto sudor, Ivana se animó a deslumbrar en las playas de Cariló, en lo que definió como un "viaje relámpago" a la costa bonaerense.

Claro que esta foto posteada en su cuenta de Instagram armó todo un revuelo. ¡Faltaba más! Sin embargo, la que subió a continuación aumnetó la repercusión…

De ese modo la figura de Juguemos en el bosque, el programa de Telefe donde acompañará a Diego Korol, demostró varias circunstancias. Que es una de las morochas más sensuales del país. Que la nueva alimentación y la gimnasia dan sus resultados. Y que la vergüenza quedó definitivamente atrás…

¡Mejor así!