La historia de Carlos Eduardo Robledo Puch es una de las más escalofriantes que la prensa policial haya narrado en la historia del país. Con tan sólo 20 años de edad, fue condenado a cadena perpetua. Hoy tiene 64 años y cumple sentencia en la cárcel de Sierra Chica, en Olavarría. Su "obra" es extensa: 10 homicidios calificados, un homicidio simple, una tentativa de homicidio, 17 robos, cómplice de una violación y de una tentativa de violación, un abuso deshonesto, dos raptos y dos hurtos.

Llevar este personaje nefasto al cine es una tarea ambiciosa que puede volverse furor o ser un fiasco. Por eso, ¿quiénes mejor para hacerlo que los que narraron a los Puccio en la serie televisiva Historia de un Clan? La productora de Sebastián Ortega, Underground, ya puso cartas en el asunto y lo dio a conocer a través de Twitter. Fue su hermana, la actriz Julieta Ortega, quien publicó el anuncio.

"Se busca al protagonista de El Ángel, película sobre Robledo Puch dirigida por Luis Ortega. Debe tener entre 18 y 21 años", escribió en la red social celeste y compartió un flyer. En él se ve la imagen de un joven Robledo Puch y el siguiente texto: "Buscamos al protagonista de la nueva película de Luis Ortega El Ángel. Producida por Underground Producciones y K&S Films. Actores y no actores entre 18 y 21 años. Enviar fotos y datos con asunto El Ángel a milgraciascasting@gmail.com."

Así como se lee: actores… ¡pero también no actores! Esto quiere decir que es un casting abierto, que cualquiera que reúna las condiciones necesarias puede protagonizar una película que seguramente dará que hablar. No hace falta tener años de formación dramática y no haberse memorizado los diálogos de las grandes obras shakesperianas; alcanza, quizás, con tener lo que en el mundo del teatro y del cine llaman physique du rôle (físico para el papel) y, seguramente también y he aquí la cuestión, la mirada cínica y amenazante del joven Robledo Puch de principios de los 70.

Más allá de las atrocidades cometidas, y ya metiéndonos en el terreno ficcional, ¿quién podrá llevar personificar tamaño personaje? Por aquellos años, el perito determinó, analizando la personalidad del entonces acusado, "se rige por el principio de placer" y posee "fantasías omnipotentes". Además -decía también el documento- se siente "un Reformador de la Sociedad, un Conocedor de las Leyes de Dios, un Profeta o Elegido".