Desde muy chico, Nazareno Casero comenzó a trabajar como actor dejando en claro que había una chispa que merecía ser explotada. Hay sketchs de Cha cha cha a mediados de la década del 90 donde -actuando junto a su padre, Alfredo Casero– ya se vislumbraba su talento. Por eso nunca dejó de moverse entre los medios, entre papeles secundarios y protagónicos.

No fue hasta el año pasado donde mostró una nueva faceta: la de galán. En Educando a Nina, con su personaje de Marco -un cordobés que se enamora de Patricio (Diego Ramos)-, quedó en evidencia sus dotes para sex symbol.

Este martes apareció la concreción: una producción de fotos para la revista El Planeta Urbano donde el actor de 30 años posa totalmente desnudo. En el hotel Mio Buenos Aires, ubicado en pleno Barrio Norte, a metros del cementerio de la Recoleta, Nazareno muestra su lomazo a la cámara de Guido Adler.

Las imágenes aparecieron en la cuenta de Instagram de la revista y en la de Gimena Bugallo, editora de moda de dicho medio. Su cuerpo escultural y su imponente mirada se destacan por sí solos. ¿No es hora de un protagonismo que lo consolide como lo que es: el futuro galán del momento?