Una noticia impacta al cine mundial: la escena de abuso sexual a María Schneider en El último tango en París estaba fuera de libreto. Así lo confirmó el director Bernardo Bertolucci y motivó la gravísima acusación de Antonella Costa, la actriz argentina de Garage Olimpo, en Facebook contra directores, ayudantes y actores: "Me pidió que no dijera nada".

"A los extras que aprovecharon una toma para manosearme entera. Al asistente de dirección que me pidió que no dijera nada porque necesitábamos seguir filmando. Al actor que le sugirió a la directora meterme 'bien la mano' en mi sexo sin consultarme antes, y que me humilló delante del equipo técnico por haberme negado a acostarme con él", dice el texto.

"Y a tantos otros a los que me enfrenté, negándome simplemente a hacer lo que no quería hacer, y que no era parte del pacto ni del proceso creativo", les dedicó la actriz de Garage Olimpo y Diarios de Motocicleta, entre otros títulos.

Antonella Costa, actriz
Antonella Costa, actriz

Finalmente ponderó a quienes la escucharon, ayudaron y sostuvieron durante esos momentos. "Esos se convirtieron en mis amigos, y hasta uno de ellos es el padre de mi hijo. Esas son las personas con las que decido compartir mi vida y mi intimidad. A ellos les agradezco y los abrazo una vez más. Por suerte, son la inmensa mayoría", cerró.

Esta semana se viralizó una entrevista en la que el director Bernardo Bertolucci admitió que el mismo día de rodaje se le ocurrió filmar esto sin advertírselo a la actriz. El video con la entrevista al realizador sirvió de excusa para que una actriz argentina contara varios de los padecimientos que sufrió en algunos sets.