Con el fin de ganar comodidad, algunos usuarios recurren a la opción autocompletar, así no tienen que introducir sus datos personales cada vez que quieren ingresar a una cuenta o incluso hacer una compra.

El problema es que esta función facilita el acceso de los cibercriminales a información privada, como por ejemplo los datos de la tarjeta de crédito.

Así lo demostró el hacker finlandés Viljami Kuosmanen por medio de un clip que publicó en su cuenta de Twitter.

Los navegadores no sólo guardan los datos que figuran en autocompletar, sino que también quedan registrados otros que permanecen ocultos, sin que el usuario se dé cuenta.

Así, en pocos pasos, es posible acceder a la información almacenada en el navegador. Se trata de una falla presente en los buscadores Google Chrome, Opera y Safari. No sucede en Mozilla.

Estos sitios comparten información privada con páginas maliciosas a raíz de este bug.

Para evitar ser víctima de este tipo de phishing, se recomienda desactivar la función Autocompletar.

En el caso de Safari hay que ir hasta Preferencias y desactivar la opción Autocompletar. En el caso de Chrome hay que hacer lo mismo, ingresando a Configuración/Configuración avanzada.

Por último, en Opera, se debe ir hasta Herramientas/Opciones/Historial e ingresar 0 donde dice Recordar los sitios visitados en el historial y completar direcciones.

LEA MÁS: