Twitter anunció formalmente que dejará de desarrollar Vine, su sistema de videos cortos que debutó en 2013. Si bien la plataforma fue clave para promover las producciones audiovisuales en las redes sociales, con el pasar de los meses no pudo hacer frente a las propuestas de otros competidores.

En principio, todos los videos publicados hasta ahroa continuarán online, sin embargo ya no se desarrollará más la app y en las próximas semanas probablemente ya ni siquiera se podrá descargar.

Luego del anuncio, el fundador de la plataforma, Rus Yusupov, publicó un mensaje irónico: "No vendas tu compañía". Aparentemente, se refirió a la decisión de haberle vendido Vine a Twitter por USD 30 millones en octubre de 2012.

El cierre de Vine coincide con la decisión de reducir la planta laboral de Twitter en 350 puestos. Los despidos suman inestabilidad a una empresa que en octubre registró una fuerte caída bursátil. Los problemas financieros aparecieron luego de que diversas empresas que habían mostrado interés en comprar la red social del pajarito hayan desistido de la operación, entre ellas Disney, Google y Salesforce. Con un valor de mercado de unos 12.760 millones de dólares y pérdidas cercanas a los 400 millones de dólares al año, es probable que Twitter fuera considerado muy caro para los posibles compradores.