(Shutterstock)
(Shutterstock)

En Facebook apenas el 27% de los puestos jerárquicos son ocupados por mujeres, según datos oficiales difundidos hoy por la red social más famosa.

"En los últimos años, hemos estado trabajando para incrementar la diversidad en Facebook a través de una gran variedad de programas internos y externos, así como por medio de acuerdos.Todavía nos queda un largo camino por recorrer, pero continuamos esforzándonos para lograr mayores cambios", dijo la compañía a través de un comunicado.

La mayor parte de los empleados de Facebook son hombres y blancos. Las mujeres representan apenas el 33% de la plantilla laboral a nivel global, un punto menos que el año anterior.

Y ocupan el 27% de los puestos más altos, lo cual representa un incremento respecto del 23% del año anterior. También son minoría los latinos (3%) y negros (3%) en esos cargos.

Según destacó la empresa en el comunicado, esto se debe a que faltan generar condiciones adecuadas de acceso a capacitación técnica para ciertos grupos sociales.

"En la actualidad, apenas una de cada cuatro escuelas en Estados Unidos enseñan ciencias de la computación. En 2015, menos de diez mujeres en siete estados rindieron el examen de admisión de nivel avanzado en Ciencias de la Computación, y en tres estados ninguna mujer lo rindió. Ninguna persona negra hizo esa evaluación en nueve estados, incluyendo Mississippi donde el 50% de los graduados son negros. En 18 estados, menos de 10 hispanos completaron esa evaluación y en otros cinco no hubo ninguno que diera esta materia. Esto debe cambiar", publicó la empresa.

Para lograr un cambio significativo en ese sentido, Facebook planea invertir, en los próximos cinco años, 15 millones de dólares a Code.org, un centro educativo vinculado a la informática.

No sólo enviarán dinero sino que también participarán en el desarrollo de la currícula y las formas de capacitación. El objetivo, dicen, es darle a los estudiantes en todo el país las oportunidades que se merecen.

Si bien en el caso de las empresas tecnológicas las diferencias pueden estar dadas, en parte, a la falta de capacitación específica, en otros casos, la desigualdad se da por cuestiones estrictamente vinculadas al género.

Las diferencias salariales abismales, la falta de políticas que acompañen a las mujeres durante su maternidad así como la discriminación son todavía algunos de los desafíos que faltan superar.

Sólo el 20% alcanza los puestos más altos dentro de las organizaciones, de acuerdo con la última encuesta de la consultora Mercer, que se realizó en 44 países.

Algunas de las otras alternativas para poder sumar a grupos minoritarios es la implementación de cupos, es decir establecer un número mínimo de integrantes para cubrir ciertos puestos.

" El cupo es útil por un tiempo, no de manera permanente. Como sociedad, necesitamos un cambio de creencia y el cupo ayuda de manera rápida, resuelve en lo inmediato. Pero, es importante no cometer el error de tener gente que no sea idónea para el puesto sólo para cumplir con el cupo", destacó la economista Andrea Grobocopatel, fundadora y presidenta de Flor, una organización que trabaja para impulsar liderazgo y organizaciones responsables.

Y añadió que más allá de esto, todavía falta llevar adelante iniciativas vinculados a "programas de capacitación y coaching para el empoderamiento del liderazgo femenino dentro de las empresas".

"Quienes tenemos la posibilidad, debemos generar herramientas concretas para lograr la inclusión en los equipos de trabajo, fomentar el deseo de involucrarse, de participar y sobre todo, contagiar esa pasión por el cambio que la sociedad necesita en gestionar la diversidad e incorporar la perspectiva de género", concluyó.