(vulcan.com)
(vulcan.com)

Alas de 117 metros, una longitud de 72,5 metros y una cola de 15,2 metros de altura. Ésas son las medidas que tendrá Stratolaunch, el avión más grande del mundo que se espera que esté listo para 2020.

La compañía Vulcan Aerospace, cuyo director es Paul G. Allen -uno de los cofundadores de Microsoft- está a cargo de este ambicioso proyecto.

El ensamble de este monstruo del aire se está llevando a cabo en Mojave, California y desde la página oficial se difundieron algunas imágenes del proyecto.

La nave, que está compuesta por dos cabinas unidas por alas, tendrá el tamaño de un estadio de fútbol. En el fuselaje izquierdo estarán los sistemas de vuelo y en la derecha, la tripulación.

La aeronave está en construcción en los talleres de Mojave, California (vulcan.com)
La aeronave está en construcción en los talleres de Mojave, California (vulcan.com)

Hecho en fibra de carbono, contará con seis motores Pratt & Whitney PW4056, con los que podrá llegar a los 35.000 pies de altura.

El objetivo es que se use para traslados así como para lanzar cohetes, satélites y otros materiales. No está pensado para llevar pasajeros.

Podrá volar en la órbita terrestre baja con una carga de 5,9 toneladas. Y también tendrá la opción de llevar, entre sus dos cabinas, cohetes de hasta 275 toneladas que al llegar a su altura máxima serán desprendidos y continuarán el recorrido hacia el espacio.

Y el gran detalle es que luego del lanzamiento, el avión volverá a aterrizar y podrá ser reutilizado para otra misión. Esto implica una gran ventaja en el ahorro de costos para la industria.

En el sitio de la compañía destacan que esperan que "los lanzamientos espaciales incrementen la disponibilidad y conveniencia del acceso al espacio, que es un paso fundamental para establecer oportunidades comerciales en la órbita baja".