El jueves pasado, por orden de la Fiscalía de la Ciudad, fue allanado un domicilio particular en el barrio porteño de Caballito donde se vendían objetos relacionados al nazismo. En la vivienda fueron secuestradas además una gran cantidad de armas, muchas de ellas sin los permisos correspondientes.

En base a lo que pudo saber Infobae, tras la orden del Ministerio Público fue realizado el primero de los allanamientos el viernes, mientras que un segundo operativo está siendo llevado adelante este lunes en otro domicilio.

La medida en cuestión fue solicitada por la Fiscalía Nº 22, especializada en Conductas Discriminatorias, a raíz de una investigación que se inició por publicidad discriminatoria.

Habría sido una página web que promovía la venta de diversos objetos con simbología nazi, la que activó la alarma. Tras analizar las pruebas el fiscal de la Ciudad Aníbal Brunet determinó que la web incurría en el delito de actos discriminatorios, penado por la Ley 23.592, por lo que solicitó inmediatamente el allanamiento al local.

El operativo de la semana pasada fue llevado adelante por la División Conductas Discriminatorias de la Policía Federal Argentina. En el lugar se secuestraron gran cantidad de armas y de explosivos, además de material de diversa índole relacionado al Tercer Reich de Adolf Hitler.

Entre el armamento secuestrado había: diferentes armas largas, una carabina y dos escopetas semiautomáticas, un fusil Máuser, 13 armas cortas, dos pistolas Glock, revólveres 32 y 38 mm, una Magnum 357, y además granadas, morteros, espoletas, cartuchos de gas de hostigamiento, proyectiles y 200 cartuchos de bala.

Objetos relacionados al nazismo

Si bien por estas horas se intenta determinar si se trata o no de elementos originales relacionados a la Segunda Guerra Mundial, se hallaron en la vivienda águilas imperiales y esvásticas, uniformes militares, plantillas de estampillas con la imagen de Adolf Hitler, bibliografía negacionista del holocausto judío y fotos conmemorativas del régimen genocida.

Según trascendió si bien el vendedor contaba con permiso para la tenencia de algunas de las armas de fuego que había en el lugar, no lo tenía para la totalidad de las que poseía.

El vendedor está e imputado por la tenencia ilegal de armas, penada por el artículo 189 bis del Código Penal y por La ley 23.592, que reprime "a quienes por cualquier medio alentaren o incitaren a la persecución o el odio contra una persona o grupo de personas a causa de su raza, religión, nacionalidad o ideas políticas".

El allanamiento solicitado por el fiscal Brunet fue autorizado por la jueza Gabriela Zangaro, a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 22.

Por otro lado en cuanto a los trabajos que están siendo llevados a cabo este mismo lunes, la fiscalía pidió reserva en relación a la divulgación de información que pudiera entorpecer el trabajo de los investigadores.

LEA MÁS