Una máquina industrial para la producción de medicamentos desapareció sin dejar rastros durante una mudanza en el Hospital Posadas en el 2015.

Según explicaron los médicos que trabajan allí, tiene capacidad para hacer unos 50 mil comprimidos por hora. Era utilizada para producir medicamentos de "bajo costo y alto uso" como aspirinas y analgésicos. También la usaban los estudiantes de Farmacia para su formación.

Más allá del perjuicio económico que representa para el hospital, el robo de la máquina resulta alarmante en un contexto de auge del narcotráfico: puede usarse, además de para fabricar medicamentos "truchos", para hacer pastillas de éxtasis u otras drogas de diseño.

"La máquina pesa 1200 kilos y mide 1,83, no se la puede sacar en un baúl", explica un doctor del Posadas.

El robo ocurrió en el 2015 y el faltante se adjudica a la gestión del interventor Domingo Latorraca, quien respondía al ex intendente de Morón y funcionario kirchnerista Martín Sabbatella.

Sin embargo, esta no es la única irregularidad por la que se denuncia a Latorraca. Durante el 2015, ingresaron unos 1248 empleados al hospital, 669 entre noviembre y diciembre, luego de que el kirchnerismo perdiera las elecciones.

Entre esos ingresos, se destaca el de Cecilia Natalia Gatta Castel, quien bajo su cargo como directora de administración y finanzas pidió la contratación de 60 micros para un acto político K con fondos de la caja chica del Hospital.

Hasta el momento, hay dos causas abiertas. La más avanzada se relaciona con la contratación de personal y el manejo irregular de fondos, la más reciente es por el robo de la máquina. Esta semana se realizaron allanamientos. El ex interventor Domingo Latorraca fue llamado a indagatoria para el 28 de septiembre. De los 1200 contratados por el sabatelismo, todavía quedan 400 trabajando en el Hospital.

LEA MÁS: