Los trabajadores despedidos por la empresa multinacional PepsiCo realizaron esta mañana un corte parcial de la autopista Panamericana Ramal Campana, a la altura de Henry Ford sentido a la Capital Federal.

Se trató de una protesta contra los 600 despidos que significó el cierre de la planta de producción de snacks ubicada en la localidad bonaerense de Florida, en Vicente López.

Los operarios afectados se manifestaron a un costado de la ruta portando carteles y pancartas en reclamo de la reapertura de la planta, y con consignas como "familias en la calle nunca más".

Los manifestantes permanecieron desde las 7 sobre la traza en sentido a la Capital Federal, en el kilómetro 35 del ramal Campana, impidiendo el paso de los vehículos en dos carriles, hasta que alrededor de las 8 avanzaron hacia ese punto decenas de agentes de Gendarmería.

"Había muchas compañeras y optamos por retirarnos de la Panamericana, porque nos dimos cuenta de que el operativo de desalojo iba a ser violento", dijo a la agencia DyN el delegado de los trabajadores despedidos Luis Medina.

Los trabajadores despedidos tomaron este lunes la planta para negociar desde allí con la firma internacional la reapertura, dado que sostienen que se estaba en pleno proceso productivo cuando se decidió el cierre.

Tras iniciar la toma, los operarios afectados expresaron durísimas críticas contra el titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación y exsecretario General de la CGT, Rodolfo Daer. "Daer nos dejó solos, no apareció en ningún momento. Daer es un traidor", expresaron trabajadoras ante las cámaras de televisión en medio de una fuerte tensión por la posibilidad de la llegada de la Gendarmería al lugar.

Damián González, de la comisión interna gremial, describió la situación de las 600 familias afectadas. "Tengo 35 años y dos hijos (de 1 y 8 años), alquilo, aún tengo fuerzas para salir a buscar un trabajo. Pero hay compañeros de 50 años o más que ya no tienen la misma fuerza ni posibilidades. Por eso no vamos a abandonar esta lucha", dijo González.

El trabajador lamentó que haya "un Gobierno que odia a los trabajadores" con un ministerio de Trabajo "que es la misma patronal" mientras que el sindicato de la Alimentación "traicionó" a los ahora despedidos.

LEA MÁS