Tres hermanos duermen cada noche en uno de los baños que tiene la estación de Retiro. Son chiquitos y se cobijan del frío en un rincón, debajo de las piletas donde los pasajeros se lavan las manos.

La historia y la foto fueron publicadas por un usuario de Facebook el último 25 de mayo. A los pocos minutos fue compartida por miles de personas y comentada por otras tantas. La foto se viralizó en el corto plazo y generó la reflexión de los usuarios de la red social.

"¿Qué nos pasa? Todo ser vivo necesita de un hogar, de amor y cuidados específicos. ¿Quién se ocupa de estas criaturas? ¿Quién cierra los ojos ante esta barbarie? Todos, porque se sabe quién es la mamá y la justifican por adicta. Que este caso se sepa, que alguien cuide a esas almas", escribió Santili, el usuario que subió la foto a su cuenta de Facebook.

Los comentarios se multiplicaron y las personas comenzaron a debatir sobre la situación del país, el deber de los funcionarios públicos, el destino de los niños y la pobreza que hay en Argentina.

"Lamentablemente ahí está en parte el futuro del país, de la sociedad argentina, no cuidamos a nuestros chicos argentinos", escribió una de las usuarias. Otro se preguntó: "¿Dónde están los padres? Por más pobreza que uno tenga, nadie abandona a sus hijos".

Las opiniones se multiplicaron y el debate continuó en los días que siguieron a la publicación. Muchos usuarios se preguntaron cuál será el destino de esos chicos. Ninguno encontró una respuesta.