La Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó el procesamiento de un grupo de delegados de la Línea 60 por los delitos de "amenazas agravadas y tenencia de armas de fuego".

Los sindicalistas están imputados por las agresiones que protagonizaron a fines de septiembre de 2011, en la vieja cabecera de Constitución, en medio de un conflicto con la empresa.

En esa oportunidad, los delegados paralizaron el servicio y realizaron piquetes en las distintas cabeceras, lo que afectó a cientos de usuarios.

Como se puede ver en las imágenes, un grupo de gremialistas agredió y amenazó a otros empleados que no se plegaron a la medida de fuerza y pretendían ejercer su derecho a trabajar.

Infobae tuvo acceso al auto de procesamiento que incluye a los delegados Néstor Marcolín –2 hechos de amenazas agravadas por empleo de armas de fuego y 4 hechos amenazas coactivas reiteradas–, Luis Torres, Mario Molina y Rubén Caceres, estos tres últimos imputados por amenazas coactivas reiteradas.

Por las amenazas y haber obligado a los empleados a dejar sus puestos de trabajo, los gremialistas enfrentan una posible condena de 10 años de prisión.

La línea 60 transporta a 300 mil pasajeros por día, entre Constitución y los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

FALLO: