Los colegios de gestión privada incorporados a la enseñanza oficial tampoco pagarán contribuciones patronales este año. Es que el Decreto 258/2017, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, suspende "desde el 1° de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2017 inclusive, la aplicación de las disposiciones contenidas en el Decreto N° 814 del 20 de junio de 2001 y sus modificatorios".

En los fundamentos, la administración nacional recordó que la norma suspendida, firmada por el entonces presidente Fernando de la Rúa, "dejaba sin efecto toda norma que hubiera contemplado exenciones o reducciones de alícuotas aplicables a las contribuciones patronales".

Según el Gobierno, la aplicación del Decreto 814/10 generaría "un incremento en las partidas presupuestarias provinciales afectadas a los aportes estatales en momentos que las mismas están efectuando ingentes esfuerzos por incrementar los recursos asignados a educación, según las demandas de la Ley de Financiamiento Educativo N° 26.075 y por mantener el equilibrio fiscal".

También se remarca que la exención se aplicó en el período 2001-2005, en los años 2007 y 2009, y luego en forma ininterrumpida desde 2011 hasta 2016.

Además, advirtieron que si no se ordenara suspender la resolución de 2001 se percibiría "un incremento en el valor de los aranceles que abonan las familias por los servicios educativos brindados en instituciones cuyo personal no está totalmente alcanzado por el aporte estatal, impacto que es mayor en aquellas regiones menos favorecidas del país".

"Tal situación puede ocasionar no sólo un detrimento en la calidad educativa, sino que al mismo tiempo puede impactar en el nivel de empleo en este sector, lo que agravaría la situación económica y social actual producida por la crisis financiera mundial y de la que el gobierno nacional procura evitar sus mayores riesgos", explica el texto, que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri y su gabinete.