El cuerpo apareció en un descampado en las afueras de Gualeguay (Gentileza El Diario)
El cuerpo apareció en un descampado en las afueras de Gualeguay (Gentileza El Diario)

La causa por el brutal crimen de la joven Micaela García en Entre Ríos se encuentra encaminada. Es más, de acuerdo con los funcionarios que intervienen, casi que se lo considera un "caso cerrado". A la espera de la declaración de uno de los dos acusados, la historia parece haberse reconstruido casi por completo.

Ayer declaró Néstor Pavón, el jefe del lavadero donde trabajaba el principal sospechado y quien hasta el momento asumió la responsabilidad del crimen, Sebastián Wagner.

Pavón será imputado por la co-autoría de los mismos delitos por los que se acusa al violador reincidente: abuso con acceso carnal y posterior homicidio calificado por alevosía, por femicidio y criminis causae.

Además, Pavón será trasladado desde la Departamental de la Policía de Gualeguay, donde se encuentra desde el 6 de abril, hasta la cárcel de esa ciudad.

En los últimos días, Sebastián Wagner dio más detalles sobre los momentos en que, según su testimonio, él y Pavón secuestraron a la joven a la salida de un boliche, abusaron de ella y luego la dejaron tirada sin vida en un descampado.

Así detuvieron a Sebastián Wagner (Ministerio de Seguridad)
Así detuvieron a Sebastián Wagner (Ministerio de Seguridad)

Wagner explicó que ambos habían bebido mucho alcohol antes del ataque y que salieron a la caza de una joven después de haberlo acordado.
Así, acudieron al centro de Gualeguay, donde aguardaron y finalmente eligieron a su víctima. Los dos siguieron a Micaela en el auto de Wagner durante unas cuadras, hasta que decidieron realizar el ataque: entre ambos pudieron controlar la resistencia de una joven de 21 años que en su momento había sido campeona de gimnasia.

Ya en el vehículo, Wagner relató que junto a Pavón violaron a Micaela en turnos durante el recorrido hacia el descampado, a unos pocos kilómetros de Gualeguay, donde finalmente apareció el cuerpo sin vida de la joven.

Pavón se enteró de que Wagner lo había incriminado como co-autor del crimen hace apenas unos días gracias a una visita de su esposa a la Comisaría de Gualeguay.

Néstor Pavón declarará hoy en los Tribunales de Gualeguay
Néstor Pavón declarará hoy en los Tribunales de Gualeguay

En tanto, los investigadores parecen disponer de pruebas suficientes para demostrar que, al menos, el jefe del lavadero cumplió un rol de importancia en la ayuda a la fuga del principal sospechoso: puso en contacto a Wagner con el camionero que lo sacó de la provincia de Entre Ríos y también gestionó la llegada del violador al hogar de su madre, en la ciudad bonaerense de Moreno.

"La versión de Wagner es muy válida porque no intentó quitarse su propia responsabilidad. En cambio Wagner no sería creíble si hubiese dicho -yo no fui, fue Pavón-. Él admitió su culpabilidad e incluyó a otra persona como coautora, que es importante teniendo en cuenta que hubo una rápida y fácil reducción de la víctima y, sobre todo, lo que ocurrió después, ya que es muy difícil el ocultamiento de un cuerpo sin la participación de una segunda persona", explicó el procurador general del Tribunal Superior de Justicia de Entre Ríos, Jorge Amílcar García, a Radio Máxima.

LEA MÁS: