Hace piruetas luciendo eufórico. Destruye una oficina por completo mientras grita sacado. Utiliza a personas como pesas, manipulándolos como si flotasen en el aire. Es la cruda expresión de los efectos de los suplementos creados para elevar la resistencia y alterar los ánimos. Parece un desquiciado, pero es todo un showman. Es Jujimufu, un excéntrico acróbata fit que con sus raros ejercicios y peculiar personalidad conquista las redes sociales.

Se llama Jon Call, aunque es una figura conocida por el seudónimo que el mismo eligió, un nombre sin sentido con el que se autobautizó durante la adolescencia tras una rabieta con su computadora. Se define como el "acróbata anabolizante" y representa la fiel combinación del extremo apego a los ejercicios y los esteroides.

Su estilo es casi único. Con prácticas inverosímiles y un carisma especial para sobreactuar, sus videos se viralizan al poco tiempo de publicarse. Y hoy goza del éxito que se comenzó a edificar por un simple corto en el que observó acrobacias similares: "Estaba emocionado. Nunca había visto nada como eso. No podía dejar de pensar en ello. Así que salí a mi patio y empecé a saltar", relató. Así se inició la transformación que derivó en el actual personaje.

Oriundo de Huntsville, en el estado de Alabama (Estados Unidos), Call entrena desde los trece años. Comenzó practicando Taekwondo, pero dos años más tarde empezó a incurrir en el "tricking", un deporte extremo de expresión corporal, derivado de dicha disciplina marcial y de otras como Karate, Wushu y Capoeira, que además incorpora movimientos de gimnasia artística y breakdance. Hoy es un experto en esta especie de arte marcial ninja. Patadas, giros, contorsiones, saltos en el aire, realiza todo tipo de movimientos complejos.

El atleta sensación mide 1,78 y su peso oscila entre 104 y 109 kilos. Tiene el cuerpo de un levantador de pesas y la flexibilidad de un gimnasta. Dos características que supo para desarrollar para inventar una nueva disciplina: "Cuando crecí, ya en la adultez, comencé a combinar mis talentos con culturismo recreacional y las persecuciones de la fuerza: el resultado es Acrobolix", cuenta en su sitio web.

Acrobolix (un nombre que nace como un juego de las palabras acrobático y anabólico) es una modalidad de deporte que aúna gimnasia y culturismo, cuyo sentido es tratar de encontrar un equilibrio dentro de uno mismo. También es una marca comercial: bajo esta donominación, Call vende sus productos, que incluyen ropa deportiva, suplementos e incluso el libro de su autoría, "Flexibilidad legendaria".

Su máxima es la superación constante. Se pone a prueba en retos cada vez más complejos. Uno de los que más sorprendió fue levantar más de 40 kilos con una barra, mientras se abre de piernas y se sostiene sobre dos sillas. Esto mismo hizo en el reality America's Got Talent, donde comenzó cosechar fama. El público y el jurado admiraron aquella actuación.

En general, los cuerpos más flexibles son los de menor tamaño. Pero su caso contradice la lógica. Dean Somerset, experto fisiólogo canadiense aduce que Call tiene las articulaciones ideales para poder realizar el arriesgado ejercicio en diferentes direcciones, sin caer en lesiones serias. "Tiene una gran movilidad y estabilidad en sus caderas, que le permiten bajar como lo hace sin desgarrarse el músculo de la ingle, y ponerse en la posición de piernas abiertas con cualquier cosa sobre la cabeza", explica el experto.

Por supuesto, detrás de ello también está el descomunal esfuerzo para mejorar su condición: "Entrené mi flexibilidad cada noche durante casi dos horas y en dos meses alcancé mi meta", dijo el atleta.

La progresión natural de Call se combinó con entrenamientos de fuerza. Y tuvo en la dieta otro de los aliados. Jujimufu reveló que consume seis comidas diarias, con un alto aporte de proteínas y que opta por elevar la ingesta de carbohidratos y reducir el consumo de grasas. "Prefiero comer alimentos hipoalergénicos. Así que trato de evitar la avena, trigo, mantequilla de maní, leche", cuenta. Y agrega: "También como muy altas cantidades de los alimentos como el ajo, raíz de jengibre, limón, romero, canela, más jugo que frutas y verduras frescas todos los días para mantener mi salud".

Tras el despliegue de capacidades en la televisión su figura tomó vuelo, principalmente en los canales sociales. Hoy tiene casi un millón de seguidores en Instagram y más de 100 mil suscriptores en YouTube. Además es invitado a convenciones en las que comparten experiencias e intercambian ideas. Se lo considera el referente del pequeño mundillo que comparten el gusto por la actividad. Tanto que incluso formó una comunidad de "tricksters", muchos de los que lo acompañan en sus publicaciones.

"Para mucha gente es difícil empezar en el gimnasio. Pero hacer ejercicio no se trata de sacrificio, odio esa basura. El fitness es un lujo. Es un privilegio. Y se supone que te diviertas", afirma. Ese es su secreto, su consejo de vida: entrenar para sonreír.

LEA MÁS: