Recientes investigaciones alertaron sobre una notable baja en la cantidad de espermatozoides (iStock)
Recientes investigaciones alertaron sobre una notable baja en la cantidad de espermatozoides (iStock)

Las noticias suelen ser sobre especies de animales exóticos en extinción. Pero ahora, luego de recientes investigaciones de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Icahn School of Medicine en el Monte Sinaí de Nueva York, se conoció que la cantidad de espermatozoides entre los hombres de Norteamérica, Europa, Australia y Nueva Zelanda se redujo a la mitad. Y que la consecuencia podría ser el fin de la raza humana.

El trabajo, con participación española y que evaluó los resultados de los estudios de los últimos 40 años, fue publicado en la revista Human Reproduction Update y es una de las más extensas investigaciones jamás realizadas en este campo.

La cantidad de espermatozoides entre los hombres de Norteamérica, Europa, Australia y Nueva Zelanda se redujo a la mitad

Según publicó la agencia Europa Press, el estudio congregó más de 185 investigaciones realizadas entre 1973 y 2011 acerca de la fertilidad de los hombres de países occidentales.

El trabajo demostró que hubo un descenso del 52,4% en la concentración de esperma y una disminución del 59,3% en el número total de espermatozoides en hombres de esos países. Y el líder de la investigación, el doctor Hagai Levine, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, se mostró "muy preocupado" por el impacto que este descenso puede tener sobre la humanidad.

El epidemiólogo declaró que, si la tendencia continúa, los humanos se extinguirán: "Si no cambiamos la manera en la que vivimos, nuestra relación con el medio ambiente y los productos químicos a los que estamos expuestos, me preocupa mucho lo que ocurrirá en el futuro".

Para el autor del estudio, es urgente encontrar una respuesta a por qué el calidad del semen está descendiendo (iStock)
Para el autor del estudio, es urgente encontrar una respuesta a por qué el calidad del semen está descendiendo (iStock)

Por el contrario, el trabajo mostró que no hay un descenso significativo similar en América del Sur, Asia y África, aunque los investigadores señalaron que hay muchos menos estudios producidos en esos continentes. En ese sentido, Levine opinó que el descenso también se producirá en esas zonas.

Pese a que algunos detractores desde el mundo científico reconocen la gran calidad del trabajo, afirman que estas conclusiones pueden ser prematuras.

Entre ellos, el profesor Allan Pacey de la Universidad de Sheffield aseguró: "Yo nunca estuve particularmente convencido por los muchos estudios publicados acerca del descenso de los espermatozoides. Sin embargo, el estudio del profesor Levine y sus colegas dio en la clave para solucionar algunas deficiencias de los anteriores estudios".

La exposición a productos químicos usados en pesticidas y plásticos, la obesidad, fumar, el estrés e incluso ver demasiado la televisión son algunas de las causas de la baja en la cantidad de espermatozoides

Pacey cree que, a pesar de que el nuevo estudio redujo el número de errores, no los solucionó por completo. Según su opinión, los resultados deben contemplarse con cautela. "El debate no fue resuelto y hay claramente mucho trabajo aún por hacer -aseguró-. Sin embargo, el estudio supone un paso hacia adelante para clarificar los datos que nos ayudarán a realizar mejores estudios de sobre problema".

Entre las razones del descenso del nivel de espermatozoides, los especialistas enumeraron la exposición a productos químicos usados en pesticidas y plásticos, la obesidad, fumar, el estrés e incluso ver demasiado la televisión.

Para el autor del estudio, "es urgente encontrar una respuesta a por qué la calidad del semen está descendiendo y encontrar una manera de revertir esta tendencia".

LEA MÁS: