Las adicciones, sean de sustancias legales o ilegales, continúan su avance en la sociedad y se convierten en un flagelo para la salud pública. El Informe Mundial sobre las Drogas 2016, realizado por la ONU, reveló que uno de cada 20 adultos, es decir, alrededor de 250 millones de personas de entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una sustancia adictiva. Por su parte, el Informe del Uso de drogas en las Américas de 2015, de la OEA, puso a los jóvenes y, en especial a los adolescentes, en el centro de la problemática.

Jorge Dotto, médico genetista, le aseguró a Infobae: "La marihuana te quema el cerebro y causa psicosis. Es la droga más consumida a nivel mundial. Muchas personas piensan que es una droga blanda. Tiene un efecto buscado por las personas relacionado al placer, pero también es bueno conocer los efectos adversos que puede tener la marihuana".

Dotto enfocó su preocupación sobre los adolescentes: "Si sos adolescente y fumás marihuana o estás pensando en consumirla tenés que conocer tres cosas: que no es canchero fumarla, posee múltiples efectos adversos y que causa psicosis".

"La psicosis o las crisis psicóticas son cuando una persona pierde esa diferenciación entre lo que es una construcción imaginaria de una alucinación que puede ser auditiva (escuchar voces) o tener imágenes que no existen (creaciones de la propia mente), agregó el especialista.

La Universidad Argentina de la Empresa (UADE) realizó una encuesta que abarcó a jóvenes entre 17 y 30 años de CABA y Gran Buenos Aires, que dejó en evidencia que el tabaco y el alcohol son las sustancias legales más consumidas entre los adolescentes. Además, entre las ilegales, la de mayor consumo es el cannabis.

Según un informe de la UCA, 7 de cada 10 personas conocen a alguien que fuma marihuana (iStock)
Según un informe de la UCA, 7 de cada 10 personas conocen a alguien que fuma marihuana (iStock)

"La persona no reconoce la diferencia entre la realidad y las alucinaciones. La marihuana logra que una persona que fuma todos los días puede estar expuesto a algunos riesgos. Por ejemplo, es importante tener cuidado aquellos que poseen una variante genética del gen AK71 y utilizan la marihuana de manera frecuente. Esto hace que se esté 7 veces más expuesto a tener una crisis psicótica o esquizofrenia", sostuvo Dotto.

Este gen participa de las señales cerebrales en la cual participa el neurotransmisor dopamina. La mala función de este circuito juega un rol clave en el desarrollo de esta enfermedad psiquiátrica. Su presentación es durante la adolescencia hasta los primeros años de la edad adulta -20/35 años- en la mayoría de los casos.

El trabajo realizado por la UADE también arrojó un dato preocupante: las razones principales esgrimidas fueron "la diversión y la experimentación" y detectaron asimismo una negación de los peligros para la salud y una actitud de naturalización hacia el consumo, lo que para los especialistas dificulta las estrategias de prevención.

LEA MÁS: