(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

Solo $10 millones en gastos durante el primer tramo de la campaña electoral en la ciudad de Buenos Aires. Es la cifra, en blanco, que declaró el oficialismo en los últimos días ante la Cámara Nacional Electoral, y a cuyo informe tuvo acceso Infobae.

Según la presentación, los gastos operativos de campaña y de publicidad electoral para apuntalar la boleta de Vamos Juntos, encabezada por Elisa Carrió, fueron de $10.153.169,45. El rubro que mayores fondos insumió fue, al igual que en la provincia de Buenos Aires, el de la "propaganda en Internet": $4.284.325,15. Lo siguieron la publicidad en la vía pública, con $1.615.085,85; folletería, con $994.400; "gastos por telemarketing", $609.829; "honorarios profesionales de agencias de publicidad", $600.000, e impresión de boletas, con $590.000.

Llamativamente, el oficialismo porteño declaró una cifra particular en el ítem de "gastos por encuestas telefónicas": $0. Una prescindencia asombrosa si se tiene en cuenta que el macrismo en sus tres versiones -nacional, porteño y bonaerense- tiene especial devoción por las encuestas.

En el informe, firmado por la macrista Lía Rueda como primera responsable económica, y secundada por Romina Braga -cercana a Carrió- como segunda responsable, la alianza oficialista presentó ingresos por $11.383.882,89, compuestos por poco más de $1,5 millones de aporte público y $9.842.004 de contribuciones privadas. Al igual que en la provincia de Buenos Aires, en la que Cambiemos declaró gastos por $59 millones, como publicó Infobae el pasado domingo, Vamos Juntos declaró un saldo positivo en las cuentas tras las PASO. En este caso de algo más de $1,2 millones.

El resto de los rubros en los que el macrismo porteño rubricó gastos ante la Justicia Electoral -que deberá certificar la rendición- corresponde a honorarios, gastos de materiales y organización de actos y eventos -$418.000-. Entre ellos, $460.000 en "honorarios por estudios de opinión pública" y tan solo $50.000 de "honorarios profesionales de asesores de campaña", casillero que debería corresponderse con los servicios que presta, por ejemplo, el consultor Santiago Nieto, socio de Jaime Durán Barba y uno de los cerebros de la comunicación de la campaña de la ciudad de Buenos Aires. Nieto forjó una estrecha relación con Carrió, que antes de encarar la carrera electoral había pedido austeridad en los gastos.

Gran parte de la recaudación de los aportes privados a la lista encabezada por "Lilita" estuvo a cargo de la legisladora Carmen Polledo, que también integra la nómina de diputados y que tuvo en su labor la inestimable colaboración de Horacio Rodríguez Larreta, del vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y del jefe de Gabinete, Felipe Miguel.

LEA MÁS: