La Policía Federal arrestó esta mañana al presunto responsable de la explosión en la sede de la empresa Indra, tres días antes de las PASO, confirmaron a Infobae fuentes oficiales. Se trata de Mariano Fresco, un contratista de la empresa Telefónica. Los investigadores llegaron a su domicilio a partir de un cruce de datos entre un teléfono celular con el cual habría llamado al motoquero que finalmente entregó el paquete bomba y varios perfiles de la red social Facebook.

Fresco (30) habría contratado a una empresa de mensajería ubicada en Pueyrredón al 1300, y luego le entregó el paquete bomba al motoquero en un hotel del barrio de Constitución. 

"El pedido para llevar dicho paquete había sido recibido mediante un mensaje de whatsapp, de un teléfono celular desconocido, en donde un tal "Gustavo" que dijo ser "sordomudo", manifestó su deseo de efectuar un envío, y que para ello se lo iba a dejar a un colaborador suyo de nombre "Mariano" que era quien iba a entregar el paquete y pagar el servicio", detalló el juzgado a través de un comunicado.

¿Cómo llegaron a Fresco a partir de un solo llamado? "Utilizó varios chips en un mismo teléfono. Se pidieron llamadas entrantes y salientes de esos chips. Luego consultamos los perfiles (de Facebook) de esas personas y todos tenían un amigo en común. Esa persona coincide con el identikit que hizo el motoquero", explicó una fuente calificada de la investigación, a cargo del juez federal Daniel Rafecas y del fiscal Guillermo Marijuan.

 

La detención se produjo pasadas las 7 de la mañana en una vivienda en la localidad de Claypole, en sur de la provincia de Buenos Aires con la intervención de la Policial Federal. También fue detenida su pareja, Verónica Altamirano (30).

En el allanamiento, siempre según fuentes judiciales, se secuestraron teléfonos y chips que podrían ser de interés para la causa. También se incautó un caño galvanizado de gas similar al utilizado para confeccionar la bomba.

La explosión había ocurrido el 10 de agosto en las oficinas que tiene en Puerto Madero la empresa Indra, encargada de contabilizar provisoriamente los votos en las PASO y en los comicios de octubre. El atentado dejó dos heridos leves, una recepcionista de 25 años y un cadete de 38. La mujer, según pudo saber este medio, todavía está recibiendo ayuda psicológica.

La pericia determinó que era una bomba casera rellena de pólvora negra. "El mecanismo contaba con una trampera para ratones (sistema de retardo) y una batería de 9 volts (sistema de iniciación). Todo ello dentro de una caja de madera con tapa de apertura tipo bisagra", dijo el informe de la División Explosivos de Policía Federal.

El paquete bomba había sido entregado por un motoquero, identificado como Teófilo Soto Guerra, en otra sede de la empresa, en Paraná y Santa Fe (estaban en plena mudanza) el 7 de agosto. La persona que trasladó la encomienda terminó aportando un identikit del presunto autor material e intelectual del atentado. Como se habían comunicado por teléfono previamente, los investigadores siguieron esa pista. En los últimos días, una serie de escuchas telefónicas terminaron de aportar los últimos datos.

La explosión obligó a reforzar la seguridad en las elecciones del 13 de agosto pasado. La duda sigue pendiente. ¿Tuvo connotaciones políticas? El perfil del presunto responsable puede despejar los interrogantes. En su Facebook, Fresco se muestra como un simpatizante del kirchnerismo.

Los dos detenidos será indagados mañana en los Tribunales de Comodoro Py por el juez Rafecas y el fiscal Marijuán. Se los acusa por el art. 186 inc. 4° del Código Penal, que castiga con penas de 3 a 15 años de prisión a quien "causare explosión, si hubiere peligro de muerte para alguna persona".