(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

"Es algo histórico". Todos los dirigentes de Vamos Juntos consultados por Infobae coincidieron en el mismo detalle: en estas PASO, el macrismo logró su mayor triunfo electoral y encadenó su séptima victoria de manera consecutiva.

Con más del 98% de las mesas escrutadas, la referente de la Coalición Cívica superó el 47% que logró Mauricio Macri en el 2011 cuando fue reelecto en la ciudad de Buenos Aires y el 39% que cosechó la dupla Gabriela Michetti y Diego Santilli en la legislativa de 2013.

"Lilazo", publicó Carrió en las redes sociales pocos minutos antes de las 21, horario tope para la difusión de los primeros datos oficiales, que impulsó un mensaje simbólico a favor del oficialismo en el distrito que es el corazón de Cambiemos de cara a la elección general de octubre.

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

"Estoy conmovida y azorada; yo estoy acostumbrada a perder", admitió la chaqueña, visiblemente emocionada al subir al escenario de Costa Salguero, donde Vamos Juntos instaló su propio centro de cómputos. Y agregó: "Hoy le agradezco a este pueblo de la capital de la Nación y a todo el pueblo argentino, nos haya votado o no. Porque quizá si todavía debíamos probar que una cosa era ganar una elección para establecer una república, hoy podemos decir que la república se ha afirmado a lo largo y a lo ancho de la nación".

Por otro lado, la incógnita que abría esta PASO era conocer qué dirigente de la oposición quedaba mejor parado en la carrera hacia el 2019, con escala en las generales de octubre. En este punto, el peronismo recuperó el terreno que perdió en 2013 y 2015 a manos de Martín Lousteau, primero cuando se candidateó a diputado nacional  y luego como postulante a jefe de Gobierno.

Con el 98% de las mesas escrutadas, el frente Unidad Porteña alcanzaba el 20,72% de los votos, mientras que la alianza Evolución el 13.04%. En el conglomerado de ex funcionarios kirchneristas y dirigentes de la centroizquierda asoma con una buena performance Daniel Filmus.

El ex ministro de Educación cosechó hasta el momento 269.113 votos, mientras que las listas encabezadas por Guillermo Moreno-Gustavo Vera e Itai Hagman-Jhonatan Thea no alcanzan el número necesario para pasar el piso de las PASO del 15% cuando se trata de frentes electorales.

Telám
Telám

Filmus, que quedó posicionado como segundo en estas PASO, remarcó que los porteños eligieron a la kirchnerista Unidad Porteña "como la primera fuerza de oposición" en el distrito, a pesar de que el peronismo en conjunto no pudo mejorar su performance de los últimos años (un rango de entre 20 y 23 por ciento).

Lousteau, en tanto, tenía un desafío en estas PASO: mantenerse como el principal dirigente de la oposición al oficialismo porteño para tener chances en el 2019. Paso en falso. El propio ex embajador en los Estados Unidos tuvo que salir a reconocer, pasadas las 21:30, que su espacio, el frente Evolución, estaba en un tercer lugar "irreversible".

"Queremos felicitar muy especialmente a Elisa Carrió, que ha tenido un extraordinario resultado esta noche", señaló Lousteau durante un breve discurso que ofreció luego de la difusión de los primeros datos oficiales. "Queremos también felicitar a todos los espacios políticos que han competido en una larga y extenuante campaña, en especial, felicitar a los espacios que han sabido usar las PASO como corresponde", amplió el economista.

El resto de las fuerzas que pudieron sortear el piso de las PASO fueron el frente 1País (3.91%), el FIT (3.79%) y Autodeterminación y Libertad (3.70%).

Conocido el resultado de las primarias en el ámbito porteño, la estrategia pergeñada por la mesa chica de Casa Rosada se trató de un plan perfecto: primero, convencer a Carrió de presentarse como candidata en la Ciudad y no en la provincia de Buenos Aires -que era su destino inicial- y, luego, no constituir Cambiemos a nivel local y no habilitarle a Lousteau la posibilidad de que pueda participar dentro de una interna. Es que, se sabe, los gobernantes son reacios a plebiscitar su poder.