Con más del 70% de las mesas escrutadas, Cambiemos se impone por amplia diferencia al Frente para la Victoria en Santa Cruz, histórico bastión de Néstor y Cristina Kirchner, hoy gobernada por Alicia Kirchner.

En el rubro senadores, el candidato del Gobierno, Eduardo Costa, obtiene más del 45% de los votos, mientras que el postulante kirchnerista se hace con poco menos del 30%.

"Hicimos una elección histórica. Máximo y Cristina, no vinieron porque tienen miedo de enfrentar a los ojos al pueblo santacruceño", dijo Costa.

En diputados la diferencia es similar: Cambiemos se impone con el 45,47% y el Frente para la Victoria lo sigue con 29,47%.

La tensión en Santa Cruz con el kirchnerismo ya se había hecho visible cuando la gobernadora fue a votar: lo hizo en medio de un fuerte operativo de seguridad que le permitió votar en no más de 10 minutos y retirarse sin responder preguntas de la prensa.

(Telam)
(Telam)

El objetivo primordial, que era evitar un fuerte repudio popular por parte de las unidades sindicales, se evitó gracias a varios factores: hora del voto, operativo cerrojo en la información de las coordenadas y la participación de un mínimo colectivo militante que sirvió para "encapsular" a la mandataria hasta la puerta de la Escuela 11 de la capital santacruceña.

La propia Cristina Kirchner no pudo votar, quien adujo un problema "logístico" vinculado a la frecuencia de vuelos que conectan Río Gallegos con la ciudad de Buenos Aires. Esto generó controversia en varios sectores, y hasta el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le contestó a Taiana, quien había apuntado a Aerolíneas Argentinas: "Le informaron mal, Aerolíneas tiene muchos más vuelos que antes, tendrá que dar ella las explicaciones".