Año 2009, el contador de los Kirchner, hoy detenido, tomando un café con el juez federal que los investigaba.
Año 2009, el contador de los Kirchner, hoy detenido, tomando un café con el juez federal que los investigaba.

Siete años atrás, la palabra impunidad prácticamente ni siquiera estaba en el diccionario kirchnerista. Se aplicaba. Simple y de manera concreta.

El 20 de septiembre de 2009 se dio en Río Gallegos la imagen literal del Macondo de los Kirchner. El ritual era inalterable. A veces eran dos, otras tres, pero ahí estaban, a la vista de todos, sin vergüenza ni debates éticos ni morales. Todos los sábados el contador del matrimonio presidencial, Víctor Alejandro Manzanares, hoy detenido en el marco de la investigación de la Causa Los Sauces, entraba a Café Central, una pequeña confitería del centro de Río Gallegos que en ese entonces oficiaba como un lugar de encuentro del clásico café y diario de la mañana. En una mesa redonda algo alejada lo esperaba otro importante personaje: el juez, Santiago Lozada. Este magistrado fue el encargado de llevar adelante todas las causas contra Néstor Kirchner en su época de gobernador de Santa Cruz y de cerrar la investigación por la presunta malversación de los fondos de la provincia en el exterior. Las razones del cajoneo de esa causa nunca se hicieron públicas, pese a distintos pedidos de la oposición. Lozada ni se inmutó.

Víctor Manzanares, detenido en Santa Cruz (Télam)
Víctor Manzanares, detenido en Santa Cruz (Télam)

Lozada siempre estuvo vinculado a la familia presidencial y hasta fue pareja de Romina Mercado, hija de la ex ministra de Desarrollo Social y actual gobernadora de la provincia de Santa Cruz, Alicia Kirchner, que además es vicepresidenta de Hotesur, una de las compañías hoteleras del matrimonio presidencial investigada por la Justicia. Hoy esa causa dejó a Manzanares en la cárcel.

La denuncia sobre los fondos en el exterior fue radicada en mayo de 2004, a cargo del Juzgado Federal Nº 7 de Capital Federal, desde donde fue remitida al Juzgado Nº 1 en Santa Cruz, a cargo de Lozada. En dicha presentación se imputaba a Kirchner por "apología del crimen, defraudación contra la administración pública, abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos". En marzo de 2008, los diputados provinciales de la oposición enviaron un petitorio al juez para que remitiera una copia de los fundamentos empleados para archivar la causa, ya que el magistrado nunca dio a conocer el dictamen. Todavía ese pedido no fue respondido.

Víctor Manzanares, en Tribunales
Víctor Manzanares, en Tribunales

El contador kirchnerista forma parte del estudio Manzanares-Montane-Pombo. En esa dirección funciona la sede de El Chapel SA, la consultora presidida por Cristina y Los Sauces SA, su hotel boutique. Esa consultora se creó apenas Néstor Kirchner dejó la presidencia pero fue dada de baja luego de las críticas por incompatibilidades.

En su momento, la foto fue publicada en exclusiva en el diario Perfil por quien escribe esta nota, junto a la colaboración del reportero gráfico Francisco Muñoz. "La foto es la evidencia más clara de la falta de independencia de la Justicia en Santa Cruz. Pediremos explicaciones de por qué un magistrado se reúne con gente vinculada al poder que tiene investigar. Esto cierra las dudas sobre el enriquecimiento ilícito de los amigos del poder", dijo en ese entonces, Mariana Zuvic, presidenta del ARI-Coalición en Santa Cruz.

Lozada y Manzanares reconocieron a Muñoz y se retiraron. Tiempo después dirían que fue un café de amigos. "En Gallegos nos conocemos todos".