Elisa Carrió
Elisa Carrió

La diputada Elisa Carrió habló hoy sobre la causa Odebrecht: denunció la existencia de "un lobby de toda la clase política" para "proteger" al ex funcionario kirchnerista Julio De Vido, pero despegó de esa supuesta protección a Mauricio Macri y a Gustavo Arribas. Además, criticó la "persecución política" contra ella y señaló: "Soy una empobrecida ilícita. La política me llevó el matrimonio, me llevó la vida y me llevó al salud".

Fiel a su estilo, Carrió habló hoy por Radio Mitre donde criticó a "todo el sistema político y judicial" porque consideró que "está destinado a proteger a Julio de Vido". "¿Por qué cuidan tanto todos a De Vido?", se preguntó la diputada, y continuó: "Porque De Vido puede hablar y si habla puede comprometer a todos. Incluso a personas del Gobierno".

Sin embargo, sobre las denuncias que apuntan a Arribas, Carrió desestimó la posibilidad de que sean ciertas y despegó al presidente de esas sospechas pero no a su padre. ""La relación entre Franco Macri y De Vido es obvia", dijo. Además de De Vido, Carrió dijo que también "hay una orden para proteger a Aníbal (Fernández)".

Por otra parte, hoy se conoció que la denuncia contra Carrió por enriquecimiento ilícito que recayó en el juzgado de Rafecas fue realizada por un albañil que recibió 1500 pesos a cambio de firmar un papel pero que según explicó desconocía su contenido.

En este sentido, Carrió consideró que "la persecución forma parte de su vida política" y vinculó a "sectores de la SIDE y de la política de la provincia de Buenos Aires". Se definió como una "empobrecida lícita" y contó que "recién este año" pudo "terminar de construir" su casa, y que lo hizo "gracias a un juicio que gané".

Carrió explicó que desde su espacio realizaron múltiples denuncias contra funcionarios y ex funcionarios de la provincia, entre los cuales nombró a Daniel Scioli y a Alberto Pérez y a otros políticos vinculados al Frente Renovador. "Estamos haciendo la limpieza en la provincia de Buenos aires que nadie quiere hacer", advirtió.

También elogió a María Eugenia Vidal y señaló que "aprecia" su gestión como gobernadora, aunque evitó referirse al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo: "nunca hablaría con él", aseguró.

Por otro lado confirmó que "le gusta" Esteban Bullrich como candidato a senador en la provincia. "Creo que Cambiemos va a ganar".

Con su habitual picardía, dijo que le parece "bárbaro" que se presenten Cristina y Aníbal "y que sean derrotados en la próximas elecciones de Buenos Aires".

Por último, Carrió criticó la desigualdad con la que se miden los procesos judiciales. "No puedo creer que todos los que se robaron todo del Estado no tengan prisión preventiva; ¿por qué entonces la tienen Báez y no De Vido?", cuestionó. Y agregó: "No puedo creer que Cristina, una persona que está procesada por enriquecimiento ilícito, dé cátedra por el mundo".

En este sentido, advirtió sobre "un trato discriminatorio de los pobres respecto de los ricos", y mencionó el caso de Milagro Salas, sobre la cual consideró la primer detención "arbitraria" pero que "las otras creo que fueron correctas".