(Télam)
(Télam)

El dato se convirtió en noticia durante unas horas y amenazó con sacudir la marcha de la causa conocida como la ruta del dinero K, pero esta mañana todo quedó en una mera especulación: el abogado de Lázaro Báez aseguró que su defendido no se convertirá en un arrepentido.

Maximiliano Rusconi desmintió que existan negociaciones con el fiscal para conseguir el arresto domiciliario a cambio de información: "Es mentira que se piense en la figura del arrepentido. No hay ningún pedido", aclaró el asesor letrado en diálogo con Luis Novaresio, por radio La Red.

Maximiliano Rusconi, abogado defensor de Lázaro Báez (Nicolás Stulberg)
Maximiliano Rusconi, abogado defensor de Lázaro Báez (Nicolás Stulberg)

El abogado defensor explicó que "va a ser difícil" que en su actuación se estimule esa salida, porque considera que la figura del arrepentido "es un desastre moral", ya que es "un modelo inquisitivo y coactivo para presionar a una persona a que incrimine a otra".

Sin embargo, Rusconi confirmó que lo que sí están pidiendo es "que Báez pueda visitar a su madre que está muy enferma; ante un agravamiento de su salud, pedimos que él pueda trasladarse". La solicitud fue autorizada pero la salida aún no se consumó.

Esta semana se conoció la llegada de información sobre cuentas de Báez en Suiza: el juez Sebastián Casanello determinó que 27 imputados en la causa conocida como la Ruta del Dinero K, entre ellos el dueño de Austral Construcciones, deben volver a declarar en indagatoria.

Casi en simultáneo, se sumó al expediente un listado de viajes a Europa que realizaron Báez, sus hijos, Pérez Gadín y Chueco. El fiscal Guillermo Marijuán confirmó a Infobae que varios fueron realizados en la época en la que se sospecha que se realizaron las operaciones de lavado de dinero a través de cuentas en bancos suizos.