Con la autorización del gobierno porteño, un grupo de maestros comenzó a instalar durante la noche de este martes la "carpa itinerante docente" frente al Congreso luego de que el último domingo la Policía de la Ciudad desalojara a quienes pretendían montar la estructura porque, según las autoridades, no contaban con los permisos correspondientes.

El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, que el lunes afirmó que "no había ninguna presentación formal para una instalación en el espacio público", comunicó ayer que se otorgó la autorización tras la adecuación de esa modalidad de protesta a la Ley de Espacio Público de la Ciudad.

El gremio docente nacional Ctera, que conduce Sonia Alesso, consideró un "triunfo de la democracia" que la administración que conduce Horacio Rodríguez Larreta haya permitido el emplazamiento de la estructura. En ese lugar se dictarán clases públicas, habrá un festival de música y se ofrecerán talleres y espectáculos para chicos.

Clara Mussio, subsecretaria de Uso del Espacio Público en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, anunció en conferencia de prensa que Ctera completó "todos los requisitos: la solicitud, los informes técnicos, presentaron el croquis de la estructura y los seguros de responsabilidad civil". Además, la funcionaria aclaró que los sindicalistas se comprometieron a no cortar las calles mientras esté montada la carpa.

La disposición DI-2017-1115 de la Dirección General de Ordenamiento y Espacio Público porteño autoriza a Ctera "el uso temporario y revocable del espacio público para la instalación de una carpa de 26,788 metros de longitud x 9,436 metros de ancho x 6 metros de alto en donde se realizarán clases públicas conferencias, muestras y eventos culturales, en la Plaza del Congreso, desde la suscripción de la presente hasta el día 19 de abril de 2017 fecha en que se encuentra previsto una obra en ese sitio".

En los artículos 2 y 3 de la resolución, que lleva la firma del director del organismo Luis Cuence, se expresa que la jefa de Ctera firmó un "acta compromiso" y se deja constancia de que ese gremio debe hacerse cargo de "contratar un seguro de responsabilidad civil a fin de resguardar la integridad física del público, asistentes y peatones".

Así desmontaban la escuela itinerante