El Decano Luis María Palma, el juez Horacio Rosatti y la presidenta de la Asociación de Magistrados, María Lilia Díaz Cordero
El Decano Luis María Palma, el juez Horacio Rosatti y la presidenta de la Asociación de Magistrados, María Lilia Díaz Cordero

El último viernes se realizó en Santa Fe la cena anual de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia del país, donde estuvieron presentes los integrantes de todas las cortes supremas provinciales.

El anfitrión fue el actual titular de la corte local Rafael Gutiérrez, quien recibió a Horacio Rosatti, juez de la corte suprema nacional y Miguel Lifschitz, gobernador de la provincia de Santa Fe.

También estuvieron presentes Santiago Otamendi, secretario de justicia de la nación; la flamante presidenta de la Asociación de Magistrados y primera mujer en alcanzar esa posición, María Lilia Diaz Cordero; y el titular del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas.

Durante el evento hubo entrega de diplomas para algunos de los más de 100 magistrados provinciales y federales. Gutiérrez abogó por "el consenso y el diálogo, saber escuchar al otro, no tratar de imponer lo que uno piensa, permitan consolidar el estado de Derecho" en la provincia y en la Argentina.

Por su parte Lifschitz pidió "repensar toda la actividad política e incluso el Poder Judicial, habida cuenta de las expectativas -y el escrutinio- que la sociedad deposita en él".