El Gobierno convocará al diálogo a sindicatos, gobernadores y legisladores para discutir la reforma de Ganancias. Ese fue el tema de discusión principal que abordó el presidente Mauricio Macri con sus principales funcionarios en una reunión que mantuvieron en la quinta de Olivos, luego del freno el dictamen de Ganancias, que cuenta con media sanción de Diputados.

Del encuentro participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; los secretarios del área Gustavo Lopetegui y Mario Quintana; el minsitro de Hacienda, Alfonso Prat Gay; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el dirigente radical Ernesto Sanz.

En una conferencia de prensa, Peña y Frigerio explicaron que las reuniones serán por sector "no para la foto, sino para el trabajo". "Espero que podamos buscar un acuerdo que concilie la necesidad de mejorar la reforma del impuesto a las ganancias, y seguir sosteniendo una política fiscal responsable", destacó el Jefe de Gabinete.

(Presidencia)

Frigerio, en tanto, indicó que por pedido de Macri se avanzará "en las mesas de trabajo para realizar un debate de la mejor manera", pero destacó que se realizará de manera individual, por sector, y adelantó que mañana habrá una reunión con las autoridades de la CGT.

Con relación a los plazos, Peña aseguró que la discusión tiene "máxima prioridad". "Algunos nos criticaron por incluir el tema en sesiones extraordinarias, pero era lo que habíamos prometido. Lo más importante es la vocación de encontrar un acuerdo, sin poner una fecha límite, pero para tratar de resolverlo lo más rápido posible. Cuando hay voluntad de acordar y respetar ciertos principios, es más fácil encontrar ese punto de acuerdo", expresó Peña.

En la previa de este anuncio, y luego del freno temporal que tuvo el proyecto opositor en la Cámara alta, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto, uno de los principales interlocutores de la oposición que tiene el Gobierno en el Senado, aseguró que el Ejecutivo debe "enviar alguna señal" para solucionar la crisis que planteó la iniciativa.

En este sentido, consideró en Radio Mitre que "la pelota está del lado del Gobierno para salir de una situación compleja". "La propuesta (original que hizo Casa Rosada) es muy pobre para los sectores del trabajo, hay que lograr equilibrio, mejorarla; puede haber un acuerdo entre el Ejecutivo con ambas Cámaras", aseguró.

Peña, en tanto, ratificó hoy que el Gobierno "tiene claro que el diálogo responsable es el camino para resolver" la discusión sobre la reforma del impuesto a las Ganancias y destacó la importancia de que haya "un marco de racionalidad" cuando se analizan asuntos "tan sensibles como la política fiscal y tributaria".