(Télam)
(Télam)

En el comienzo de la sesión de hoy, la cámara de Diputados aprobó de forma unánime la denominada Ley del Arrepentido para los casos de corrupción, uno de los temas de la jornada en el Congreso.

Con 137 votos a favor, el proyecto que llegó desde el Senado fue apoyado por distintos bloques que, hace algunas semanas, habían exigido modificaciones a la letra de la ley en un plenario de comisiones.

La norma había sido presentada por el Ejecutivo pero impulsada por el diputado del Frente Renovador Sergio Massa, con el aval de los principales bloques de la Cámara baja.

La nueva ley amplía la figura del imputado "arrepentido" y contempla una reducción de la pena para todo acusado que aporte información fehaciente sobre casos de corrupción.

La figura del "arrepentido" ya está contemplada en el Código Penal, pero sólo podía ser activada para los imputados por delitos de privación ilegítima de la libertad, trata de personas, secuestros extorsivos, lavado de dinero, terrorismo y narcotráfico.

Sergio Massa, uno de los principales impulsores de la iniciativa (Adrián Escandar)
Sergio Massa, uno de los principales impulsores de la iniciativa (Adrián Escandar)

El trayecto de la norma auspiciada por Massa comenzó en la cámara de Diputados, donde había sido aprobada a fines de junio. Pero cuando fue el turno del Senado, los legisladores introdujeron cambios a la norma, por lo que el proyecto volvió a la Cámara baja para su aprobación.

En un plenario de comisiones el jueves pasado, distintos partidos aceptaron las modificaciones del Senado, y hoy se aprobó el texto final con apoyo del oficialismo, del Frente Renovador, y de parte del peronismo.

Uno de los cambios más importantes tiene que ver con el límite de un imputado para "arrepentirse". Con las modificaciones, la norma sólo le permitirá a un acusado confesar antes de la elevación de la causa a juicio.

Por otro lado, la ley no aplicará a casos de delitos de lesa humanidad; el arrepentido no podrá acceder a la eximición de prisión; sólo será aceptada la colaboración de quien brinde información de un delito de una pena igual o mayor a la que lo afectaría; sólo podrá brindar información sobre situaciones en las que estuvo involucrado y no podrá involucrar a terceros; entre otras cosas.