La relación de cercanía entre el legislador porteño Gustavo Vera y el papa Francisco -para los argentinos, el padre Bergoglio- es conocida. Son amigos. Tienen un vínculo fluido desde que el diputado de la Ciudad trabajaba con el entonces arzobispo de Buenos Aires para desbaratar redes de trata y ayudar a las víctimas.

Tal es el grado de afinidad, que muchas veces Vera ha actuado como vocero del Papa en la Argentina. Es más, algunos dicen que tienen un código interno en las comunicaciones constantes que tienen por correo electrónico. La clave es la firma de los e-mails. Cuando el Pontífice saluda como "padre Jorge" quiere decir que el legislador porteño está autorizado a difundir el contenido de la carta. En cambio, cuando la rúbrica es un "Francisco" a secas, el mensaje no puede trascender. 

Cuentan que alguna vez una confusión del religioso dejó expuesto al político, quien contó algo que no debía y luego debió volver sobre sus pasos.

Lo que no es muy habitual es que Vera esboce definiciones públicas sobre el rol político del Santo Padre en su país natal, la Argentina. En un reportaje con el diario español El País, Vera declaró que el Obispo de Roma "impedirá un estallido social en la Argentina" y "ayudará para que (Mauricio) Macri pueda concluir su mandato" en 2019.

La frase adquiere trascendencia a horas de que el Presidente viaje al Vaticano para una reunión con el Papa y en medio de una tensa negociación entre el Gobierno y los gremios para evitar una huelga general.

Se cree que el cara a cara de este sábado será más fraterno que el frío saludo de 20 minutos que se dispensaron en febrero. Un anticipo de ello, explican los especialistas, es la decisión de la familia del jefe de Estado de incluir a la joven Antonia en la comitiva oficial.

Así también lo palpita Vera, quien estima que "la reunión irá bien porque el Presidente está apostando por un mayor gradualismo". "Hoy el Papa le está marcando el camino más correcto" a Macri para que "empiece a gobernar con concertación, con grandes consensos, como en Europa", agregó.

El Papa y Macri tuvieron un frío encuentro en febrero. Este sábado se volverán a ver
El Papa y Macri tuvieron un frío encuentro en febrero. Este sábado se volverán a ver

Pese a que la relación parece recomponerse, El País remarcó que Francisco "ya ha visitado Brasil, Paraguay, Bolivia, Cuba, México y Ecuador" y "está a punto de hacerlo a Colombia", pero la Argentina aún no aparece en su agenda de viajes oficiales. Recientemente el Pontífice explicó su decisión en un video que generó distintas lecturas y especulaciones.

"Estamos viviendo una crisis profunda, la gente está sufriendo mucho mucho. Pero en Argentina hasta ahora ninguna protesta ha acabado mal y en eso tiene mucho que ver la gente del Papa", completó el diputado.