(Presidencia)
(Presidencia)

"Al círculo rojo no hay que decirle que no entiende nada. Hay que abrazarlo". Con esa sugestiva frase alusiva al selecto grupo de dirigentes, analistas, periodistas y empresarios que a Mauricio Macri tanto lo fastidia, y en boca de Hernán Iglesias -uno de los cerebros de la comunicación del Gobierno-, el oficialismo reunió hoy a sus asesores comunicacionales en el Centro Cultural Kirchner (CCK) para adiestrar a la tropa y unificar el relato oficial.

El encuentro, cuyo puntapié inicial estuvo a cargo del jefe de Gabinete, Marcos Peña -uno de los principales cráneos de la comunicación oficial-; del secretario general, Fernando de Andreis, y de Federico Suárez, secretario de Comunicación de María Eugenia Vidal, estuvo signado por los principales ejes de la política comunicacional de la Casa Rosada, distribuidos en diversos paneles en manos de casi todos los más importantes funcionarios y colaboradores del rubro en el gabinete PRO.

"Confianza", "hacer juntos", "cuidar", "estar cerca" y los tres ejes del programa de gobierno de Macri -pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unión de los argentinos- sobrevolaron el encuentro durante toda la mañana y el mediodía. Tanto Peña como el resto de los expositores machacaron con la idea de apelar a la "emotividad" del relato y de "decir la verdad" a la hora de comunicar.

En ese sentido, hubo un festival de placas con mensajes para todos los gustos. "Gobernar es también decir la verdad", uno de ellos, o un par destinadas a alinear a los voceros en el trato con la prensa y en la manera de llegar a la sociedad con el mensaje. "Con los periodistas hay que charlar en un ida y vuelta, armar un diálogo entre personas humanas sin buscar generar una pelea", por ejemplo. O: "Los temas que más aparecen en los medios no son los temas de la gente, por eso tenemos que buscar sintonizar con las preocupaciones reales de las personas". Ambos exhibidos por la subsecretaria de Comunicación Presidencial Fátima Micheo.

Micheo también ejemplificó con lo que definió como "atractivo" en alusión a lo que, según ella, es lo que genera el Presidente en el exterior. "Por eso viajamos tanto", explicó, y mencionó todas las ciudades que visitó Macri este año.

Y mostró una placa con el ranking de funcionarios y dirigentes que más apariciones mediáticas tuvieron con el jefe de Estado. El podio lo integran Peña (62 eventos con Macri), Rogelio Frigerio (45), Vidal (42), De Andreis (38), seguidos por el resto de los ministros, secretarios de Estado y algunos gobernadores. Juliana Awada, por caso, tiene muchas más apariciones que funcionarios como Patricia Bullrich, Jorge Triaca o Juan José Aranguren. Todo un signo de la comunicación presidencial.

En el evento expusieron todos los funcionarios que participan del multitudinario esquema comunicacional de la Casa Rosada, como Joaquín Molla, Guillermo Riera, Mora Jozami, Julieta Herrero, Diego Copello, Julián Gallo, Lucía Aboud, Victoria Bluthgen y Alejandro Rozitchner, entre otros.