Federico Sturzenegger, presidente del BCRA
Federico Sturzenegger, presidente del BCRA

La Cámara Federal confirmó el sobresemiento de Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y hombre fuerte en el plan económico del gobierno nacional, por su participación en el "Megacanje" cuando era funcionario del Ministerio de Economía durante la Alianza.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que la Sala II de la Cámara sostuvo que la investigación está agotada después de 15 años de trámite y que no hay ninguna prueba para que Sturzenegger vaya a juicio oral. En la misma causa, hace dos meses también fue confirmada la absolución del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, el único que fue juzgado por el caso.

"No existe margen de discusión en torno a las cuestiones que fueron ventiladas en esta investigación", sostuvieron los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah para ratificar el 9 de septiembre el sobresemiento de Sturzenegger, quien era secretario de Política Económica de Cavallo, y de Jacobo Julio Dreizzen, ex subdirector de Financiamiento del Ministerio de Economía.

Sturzenegger asumió en diciembre pasado como titular del BCRA con duras críticas por parte de la oposición por estar a cargo de la entidad monetaria cuando estaba procesado por un escándalo económico y político como fue el "megacanje".

La llave para que el sobresemiento a Sturzenegger sea revisado la tiene el fiscal general de la Cámara, Germán Moldes: hasta el lunes 26 de septiembre tiene plazo para apelar y que el caso llegue a la Cámara Federal de Casación Penal.

Si eso ocurre, intervendrán los camaristas Liliana Catucci y Eduardo Riggi. Son los mismos que hace dos meses confirmaron la absolución de Cavallo y que el año pasado ordenaron que Sturzenegger siga siendo investigado.
El "megacanje" se realizó en junio de 2001 y fue el canje de bonos por 20 mil millones de dólares para retrasar el pago de la deuda pública a cambio de aumentar el capital y los intereses de esa deuda, que llegó a 50 mil millones de dólares.

Por el caso se inició una causa penal por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública para investigar la manipulación que los funcionarios del Ministerio de Economía, con Cavallo como titular, habrían hecho de la selección de bancos (Francés, Santander Central Hispano, Galicia, Citigroup, HSBC, JP Morgan y el Crédit Suisse First Boston) para favorecerlos con el canje y por el que cobraron 150 millones de dólares.

La causa pasó por tres jueces y en distintos tramos de la investigación fueron procesados Cavallo, el ex presidente Fernando De la Rúa, el secretario de Finanzas Daniel Mark, Sturzenegger y otros ex funcionarios. Inclusive, estuvo prófugo con un llamado a indagatoria el banquero estadounidense y ex secretario del Tesoro de ese país, David Mulford, que participó de las negociaciones.

A lo largo de la causa todos fueron desvinculados y el único que llegó a juicio oral fue Cavallo, quien en octubre del 2014 fue absuelto por el Tribunal Oral Federal 4 por falta de pruebas en su contra. La absolución fue confirmada el 7 de julio pasado por la Sala III de Casación.

Primero Sturzenegger y de Dreizzen –defendido por el abogado Carlos Alberto Beraldi, el mismo de la ex presidente Cristina Kirchner– tuvieron una falta de mérito pero a fines de 2013 fueron procesados por el juez federal Sebastián Ramos porque participaron de las reuniones en las que se acordó el megacanje. En ese momento, Sturzenegger era diputado nacional del PRO. "No podían desconocer el normal proceder en materia de canjes de deuda externa en lo atinente a sus respectivas especificidades, como así también debían tener la capacidad de advertir las irregularidades que se cometieron", dijo el magistrado sobre los entonces funcionarios al dictar los procesamientos.

El procesamiento de Sturzenegger fue revocado en junio de 2014 por la Cámara Federal que consideró que desde la falta de mérito hasta el procesamiento no se había incorporado ninguna prueba al expediente que cambie su situación, por lo que debía ser sobreseído. Pero luego la Sala III de Casación anuló el fallo de la Cámara y ordenó que la investigación contra Sturzenegger continúe.

El caso volvió al juez Ramos que en julio pasado sobreseyó a Sturzenegger. El magistrado sostuvo que no se podía mantener la acusación contra el titular del BCRA cuando Cavallo tenía una imputación mayor como autor de la maniobra y había sido absuelto. También por una declaración de Marx que lo desvinculó de la maniobra y porque debía primar el criterio de ser juzgado en un plazo razonable y Sturzenegger llevaba más de 10 años bajo acusación.

El fiscal Federal Delgado apeló la decisión del juez –que calificó de "errada y arbitraria"– y ratificó que Sturzenegger participó de la reunión en la que se acordó qué bancos entrarían al megcanje y que por lo tanto debía ir a juicio oral, la instancia en la que se define la culpabilidad o no de una persona.

Pero los camaristas Irurzun y Farah compartieron el criterio del juez Ramos. Los magistrados repasaron toda la causa y sostuvieron que desde la primera vez que dictaron el sobreseimiento de Sturzenegger "el cuadro probatorio entonces existente y valorado no se vio modificado y, por tanto, tampoco el criterio de este Tribunal". Así, Sturzenegger recibió la confirmación de su sobreseimiento.