El gobernador de Chaco, Domingo Peppo (Télam)
El gobernador de Chaco, Domingo Peppo (Télam)

Mientras se espera que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, exponga hoy ante un plenario de cuatro comisiones de la Cámara de Diputados sobre los aumentos en las tarifas de luz y gas. Y que la Corte Suprema de Justicia tome una decisión –esta semana– sobre los fallos que frenaron los aumentos, varios gobernadores salieron a respaldar el tarifazo aplicado por el gobierno nacional.

María Eugenia Vidal, de Buenos Aires; Gerardo Morales, de Jujuy; Alfredo Cornejo, de Mendoza; Juan Manuel Urtubey, de Salta; y Juan Manzur, de Tucumán, fueron los primeros en salir a armar una red de contención. En las últimas horas se sumaron los peronistas Gustavo Bordet, de Entre Ríos; Domingo Peppo, de Chaco; Rosana Bertone, de Tierra del Fuego; Juan Schiaretti, de Córdoba; Omar Gutiérrez, de Neuquén; y el santafesino Miguel Lifschitz. Hugo Passalacqua, de Misiones, y el gobernador correntino Ricardo Colombi también apoyaron la suba de tarifas.

Con Colombi son 13 los gobernadores que apoyan el tarifazo. Incluso, el mandatario correntino aseguró que en su provincia los usuarios pagan "2.000 o 2.500 pesos por mes y no se quejan".

Esta mañana, en un reportaje con Luis Novaresio en radio La Red, el chaqueño Peppo justificó su defensa del ajuste al sostener que "en muchas regiones del país ameritaba una actualización, yo diría hasta importante, por la gran diferencia tarifaria". "Había zonas donde la disparidad era muy grande en el costo de la energía, y en cierta medida afectaba otras zonas y regiones del país", enfatizó.

Sin embargo, el respaldo de Peppo fue con algunas críticas ante una corrección sin audiencia pública previa.

"Creo que en las tarifas había mucha distorsión, que había que corregir, pero el procedimiento tuvo errores. Los porcentuales a veces cuando los costos son chicos, se disparan; alguien que pagaba 30 pesos y le aplican un 1000% se va a pagar 300 pesos; lo que hay que hacer es una tarifa más justa", señaló.

Peppo recordó que en Chaco se realizaron dos audiencias públicas y la última fue hace 10 días, "sobre una movilidad que se debe dar en funciones de ajustar las tarifas al nivel de prestación y de inversión de nuestra empresa; ahí está las deficiencias y las debilidades que tuvo este proceso (a nivel nacional)".

Aunque no se puso a pensarlo, Peppo dijo que "si fuera Presidente, plantearía que se haga la audiencia pública". "Esto hace a discutir y sincerar", enfatizó.

El respaldo de los gobernadores a la política tarifaria de la administración nacional generó suspicacia y muchos consideran que se deba a los fondos que recibieron esos distritos como adelantos financieros para paliar el déficit y reactivar obras.