No "curan" la imposibilidad de ver determinados colores, pero sí ofrecen una solución al 80% de las casos que padecen esta disfunción genética hereditaria que afecta a uno de cada 12 hombres y una de cada 233 mujeres.

"El daltonismo suele ser considerado una discapacidad media, pero los estudios demuestran que más del 65% de las 300 millones de personas que padecen CVD indican que se sienten discapacitados a causa de ello", explicó Tony Dykes, consejero delegado de EnChroma.

Esto se debe a que no ver ciertos colores genera varias complicaciones en la vida cotidiana: dificultades para apreciar la frescura y punto de cocción de los alimentos, distinguir algunas de las señales de tránsito, leer mapas, pintar, etc. Incluso son una limitante para elegir profesiones como piloto de medios de transportes terrestres, marítimos o aéreos.

Kent Streeb, vocero de EnChroma, habló con Infobae y explicó cómo funciona su novedoso dispositivo: "Los anteojos ayudan a las personas que sufren daltonismo de rojo y verde (lo que representa aproximadamente al 99% de los casos) a ver los colores de forma más vibrante, con mayor saturación y profundidad, además de mejor discriminación y detalle. Esto se da gracias a que tienen un filtro óptimo especial que le brinda a una persona daltónica un margen más preciso de las ondas de luz que entran en su ojo. Permite discriminar los colores, dar un mejor detalle y precisión de profundidad".

Los anteojos también pueden ser utilizados por niños y deportistas de que sufren daltonismo

Un dato curioso es que la solución fue descubierta por casualidad, cuando su creador, Don McPherson -Doctor en Ciencias del Vidrio egresado de Alfred University de Nueva York, Estados Unidos- buscaba idear unos anteojos que protegieran los ojos de los médicos que realizan cirugía con láser. Pero descubrió que su invento producía además, ciertos cambios en el color.

"Le gustaba cómo se veía y empezó a utilizarlos como gafas de sol", contó Kent. "Un día fue a un evento deportivo con un amigo que se las pidió para probarlas y de repente empezó a gritar entusiasmado: '¡puedo ver, puedo ver! Soy daltónico pero con estos lentes puedo ver el verde del campo de juego y los palos anaranjados de la cancha!'.La sorpresa fue para ambos cuando advirtieron que, gracias a ese dispositivo, era capaz de distinguir colores que nunca había visto antes".

Así fue como Mcpherson se abocó a ahondar en su investigación. Se asoció con el matemático Andrew Schmeder y ambos trabajaron juntos en perfeccionar el producto.

Finalmente fundaron EnChroma, la empresa que hoy fabrica diversos modelos de anteojos cuyo precio oscila entre los u$s 269 y los u$s 429. Todos los modelos se venden en su página web y se envían por UPS a cualquier país del mundo con un costo adicional de unos u$s 60 y bajo prescripción médica.

El producto también es ofrecido en páginas de compras de artículos varios, aunque la página oficial ofrece garantías y devoluciones en caso de tener algún inconveniente. (Como los lentes no funcionan para todo tipo de daltonismo, la compañía tiene una política de devolución de 30 días en caso de no funcionar).

Se puede realizar un test gratuito haciendo click aquí.

Como parte de una campaña de mercadotecnia, EnChroma animó a sus usuarios a postear videos que muestren la reacción de las personas que utilizan por primeras vez sus anteojos. Ya pueden verse en YouTube varios de ellos en que niños y adultos se asombran y emocionan al poder apreciar, por primera vez en su vida, un atardecer, un bosque, la profundidad del azul del cielo o el brillo de los colores.

Por su parte, a través de la web se ofrece un test gratuito para saber si se es daltónico, y a la vez asesora acerca de cuál es el anteojo indicado para cada caso. Es importante remarcar que los lentes de EnChroma no curan la imposibilidad de ver ciertos colores, sino que constituyen una herramienta para corregir 8 de cada 10 casos, aproximadamente, y que sirven al momento en que son utilizados. Más allá de esta limitación, el dispositivo representa una gran esperanza para quienes padecen daltonismo.