Benjamin David residente de Múnich en Alemania, no soportaba el tráfico y el tiempo que tiene que esperar en el transporte público. Él no es el único, muchas personas han optado por caminar hacia sus lugares de trabajo o irse incluso en bicicleta, pero David, ha encontrado una mejor forma, nadar a su oficina a través del río.

Según lo reportó BBC Capital, todos los días, este hombre nada dos kilómetros a través del río Isar. David va siempre bien preparado con un par de chanclas y una maleta a prueba de agua, donde lleva su ropa de trabajo y pertenencias en las que se encuentra su computadora portátil.

Pues bien, el agua no fue un impedimento para David. Lo único que necesito son unos buenos calzados acuáticos para no cortarse con basura y una bolsa a prueba de agua donde guarda su ropa y sus pertenencias, la cual incluye su laptop.

En una entrevista para la BBC, David dice que siempre chequea la temperatura del agua y el clima para que su trayecto sea más fácil. Por lo general, los dos kilómetros los recorre únicamente de ida, pero hay días en los que también nada de regreso a su casa.

En las épocas de frío, David prefiere alejarse del río, aunque si el clima lo permite, se pone un traje de cuerpo completo para soportar las bajas temperaturas y deja que la corriente se lo lleve.

Aunque a menudo David escucha las risas y las preguntas de amigos y extraños, el nadador tiene confianza de que muy pronto habrá más gente que sigan su ejemplo y se echen al agua del río Isar como medio alternativo de transporte.