"Escuchá esto porque de acá se desprende todo. Los partidos políticos, por ley, están obligados a imprimir el total y medio del padrón electoral. O sea, que a cada uno le tocan 40 millones de boletas, que multiplicadas por 100 partidos -que son los habilitados para participar de una contienda electoral a nivel país- arroja un total de 4 mil millones de boletas por elección. Si calculás que desde el año 83, en que volvió la democracia, hubo 16 elecciones- una cada dos años- da un total de 64 mil millones de boletas". Así empieza un entusiasta Jorge Gutiérrez, considerado el mago del robo electoral, quien en este relato de corrido confiesa que durmió 4hs por día los últimos 34 años "aunque reconozco que en los famosos 12 la cosa se descontroló tanto, que me permitió acumular 36 mil millones de boletas. Para que tomes dimensión del asunto, con 200 millones construí el primer edificio de 3 pisos, luego aposté 1600 millones de un saque e hice un barrio cerrado y a partir de ahí el negocio se disparó".

Jorge "El Mago" Gutierrez nos recibe en uno de los tantos depósitos que tiene distribuidos a lo largo y a lo ancho del país, donde cientos de empleados mantienen un intenso ritmo de trabajo, se ven grúas que suben y bajan toneladas de papel con la cara de políticos históricos, entre los que se destacan candidatos a Presidente, a gobernador de importantes provincias, intendentes, concejales, diputados y senadores de todos los colores. "El mayor éxito que tuve en mi carrera seguramente haya sido aquella vez que necesitábamos que ganara un intendente de un pueblo perdido en una provincia del noroeste. La cosa estaba realmente complicada porque el tipo no sumaba más de 30 votos: el suyo, el de su mujer y los 28 de los que trabajaron en su campaña. Entonces tomé la decisión de llevarme todo en un acoplado a la madrugada. A la mañana siguiente, votaron los 30 y ganó por 16 a 14. Imaginate lo mal candidato que era que se le dieron vuelta tres de sus cuatro hijos. Fue un escándalo, pero nada que no se pueda arreglar con un asado para todo el pueblo rociado de damajuanas de vino tinto. Viste como es la política argentina. A la semana la gente se olvida de todo".

“La casa está en orden” y “Si alguien lo ve al Mago Gutiérrez entréguelo” son las dos frases más importantes que salieron de la boca de un enérgico Raúl Alfonsín aquella Semana Santa del ´86. Antonio Cafiero fue el único peronista que lo acompañó.
“La casa está en orden” y “Si alguien lo ve al Mago Gutiérrez entréguelo” son las dos frases más importantes que salieron de la boca de un enérgico Raúl Alfonsín aquella Semana Santa del ´86. Antonio Cafiero fue el único peronista que lo acompañó.

Uno creería que lo apodan "El Mago" por sus habilidades, pero no. Resulta que Jorge es fanático de Estudiantes de la Plata y su ídolo máximo era Rubén Capria, a quien le retiró el saludo cuando se fue a Racing Club "Si hubiera querido, lo hacía Presidente del pincha, ya que son apenas 3500 boletas, una pavada. Pero no, el tipo se empecinó en que quería irse a Avellaneda así que a partir de ahí su carrera no volvió a ser la misma" Más temido que querido, aunque admirado por la mayoría de sus colegas, quienes ven en este viejo puntero político a un emprendedor capaz de desafiar su propio destino y reciclarse. "Soy el Norman Foster de la arquitectura electoral. Empecé con construcciones menores y hoy tengo proyectos en distintas ciudades del mundo. En Tokio estamos hacendo un puente más grande que el de San Francisco. En Londres un Museo. En Dubai un edificio de 500 pisos. Incluso la semana pasada me preguntó Donald Trump si tenía suficiente papel para construir el muro en la frontera con México. Si se entera que puedo hacer una muralla que divida al mundo en dos, está tan loco que me pide que la construya".

Jorge puede ser cualquier cosa, menos un tipo sin códigos. Y como estamos en veda política no menciona candidatos, ni partidos, ni siquiera funcionarios públicos que no estén en campaña. Lo que sí, se mete de lleno en un tema polémico. "Me causa gracia, cuando de golpe descubren que la construcción está cartelizada. Pero si es la historia de los cimientos de todos los países. ¿De dónde te pensás que hizo la fortuna la familia Rockefeller en los Estados Unidos? Siendo contratistas del Estado. Y ahora lo quieren expulsar del Congreso a mi amigo el ex Ministro. Así no va". Consultado acerca del escándalo de Odebretch, su postura es muy clara "No va a pasar nada de nada, olvídate. Los jueces están más preocupados por cambiar el auto importado que por cambiar el país".

Otro de los grandes proyectos del Mago es la muralla que divide México de los Estados Unidos. “¿Te enteraste que Trump está negociando con un argentino que va a hacer el muro con boletas robadas? Este planeta no se hunde porque flota”.
Otro de los grandes proyectos del Mago es la muralla que divide México de los Estados Unidos. “¿Te enteraste que Trump está negociando con un argentino que va a hacer el muro con boletas robadas? Este planeta no se hunde porque flota”.

Cuando surge el tema del voto electrónico le cambia la cara. Y no es para menos. "Yo sé que no puedo nombrar ni el partido ni quienes lo impulsan, pero todos sabemos que ese aparatito da para sospechas porque cualquiera puede hackear el sistema". No conformes con la respuesta le manifestamos que, por el contrario, el voto electrónico vendría a transparentar la industria del robo de boletas de la cual él participó por años y tan mal le hizo al país. La respuesta fue lapidaria "vos debés ser el mismo que hace lobby para que Uber se quede con el negocio de los taxistas. ¿De qué medio me dijiste que eras?". Para calmar los ánimos le proponemos cambiar radicalmente de tema: "no digas radical que no se puede porque estamos en veda" comenta muy serio, seguido de un minuto eterno de silencio. Hasta que de golpe larga una carcajada que le desabrocha dos botones de la camisa.

Aprovechamos el cambio de humor para conocer su opinión acerca de la situación en Venezuela. "Maduro es otro de los que me llamó para ver si podíamos construir algo especial: una flota de tanquetas hidrantes con las que dispersan a los manifestantes. Cuando le comenté que el papel con el agua no son buenos amigos porque apenas toman contacto los tanques se desarman, me contestó que no entendía cuál era el problema. Traté de explicarle de nuevo, pero no hubo caso. Decí que a Maradona se le ocurrió declararse soldado de la causa y con eso me lo saqué de encima".

“Dije que soy chavista hasta la muerte y cuando lo ordenaras estaría vestido de soldado para una Venezuela libre, así que me vine en First Class de Emirates lo más rápido que pude”, dice un Maradona muy comprometido con la causa.
“Dije que soy chavista hasta la muerte y cuando lo ordenaras estaría vestido de soldado para una Venezuela libre, así que me vine en First Class de Emirates lo más rápido que pude”, dice un Maradona muy comprometido con la causa.

Mientras nos despedimos, le preguntamos qué se siente estar fuera del negocio. "¿Quién dijo que me retiré? Una cosa es que no lo haga yo en persona y otra es que no lo siga haciendo. Tengo recolección de boletas en toda Latinoamérica, sobre todo en Brasil y México que es un negocio inmenso. ¿O te creés que sólo construyo edificios? También construyo candidatos, pibe". Recién ahí caímos en cuenta de que hoy puede pasar lo mismo. Hay que estar atentos.