Alan Faena posa frente a una de las esculturas del artista Damien Hirst (Faena)
Alan Faena posa frente a una de las esculturas del artista Damien Hirst (Faena)

Cuando Alan Faena se dedicaba al mundo de la moda, se vestía todo de negro, Hoy, en el universo de la hotelería, opta por su ya icónico blanco puro. El empresario de 52 años nacido en Argentina y fundador del Faena Group es un visionario, pero incluso en su pionerismo se destaca. Es como un director teatral que busca la armonía perfecta entre estilo y lujo; entre sofisticación y magia. Su más reciente emprendimiento en el real estate es su proyecto en Miami Beach, donde desarrolló un distrito artístico y cultural -para lo que se invirtieron mil millones de dólares, por cierto- que lleva su nombre, en donde se erigieron dos hoteles, dos edificios residenciales y un complejo de negocios.

Al igual que en Puerto Madero -se inauguró en el 2004 e incluyó los primeros edificios de América del Sur en ser diseñados por la prestigiosa firma arquitectónica Foster + Partners-, Faena se embarcó en el nuevo proyecto inmobiliario con su socio, el multimillonario estadounidense Len Blavatnik. Los socios emprendieron las tareas de construcción en el 2013. La ciudad lo designó oficialmente el Faena District. Además, los siete edificios llevan su nombre.

Faena se embarcó en el nuevo proyecto inmobiliario con su socio, el multimillonario estadounidense Len Blavatnik (Faena)
Faena se embarcó en el nuevo proyecto inmobiliario con su socio, el multimillonario estadounidense Len Blavatnik (Faena)

El primero de estos edificios, el Faena Hotel Miami Beach, es un alojamiento exclusivo y sofisticado de 169 habitaciones que abrió en diciembre del 2015 en un espacio entre las denominadas North Beach y South Beach. Con murales de colores, un teatro para performances artísticas y dos esculturas de Damien Hirst -están en préstamo, y provienen de colecciones privadas- la creación del "Hombre de Blanco" es sin dudas un vórtice de arte. El director de cine Baz Luhrmann –auteur de Moulin Rouge y Romeo + Julieta- y su esposa Catherine Martin -ganadora de un Oscar por diseño de vestuario- ayudaron a diseñar este templo de la hotelería de primer nivel.

Por otro lado, en el Distrito Faena habrá lugar para un espacio cultural bautizado Faena Art, otra torre de departamentos que se ubicará pegado al edificio del ex hotel Versailles, un pequeño complejo habitacional en las puertas de la playa y un centro de arte y compras diseñado por el prestigioso arquitecto holandés Rem Koolhaas.

El Faena Hotel Miami Beach, es un alojamiento exclusivo y sofisticado de 169 habitaciones (Faena)
El Faena Hotel Miami Beach, es un alojamiento exclusivo y sofisticado de 169 habitaciones (Faena)

Foster + Partner diseñó una residencia de 18 pisos frente a la playa. Ya atrajo a los grandes millonarios del mundo como el gerente de fondos de inversiones Ken Griffin -quien compró un penthouse por USD 60 millones- el CEO de Goldman Sachs Lloyd Blankfein y al art dealer Larry Gagosian. La crème-de-la-crème se muere por formar parte de esta soberana obra de arte que ya revolucionó Miami.

The Office for Metropolitan Architecture (OMA), el estudio de Rem Koolhaas, diseñó tres edificios para este desarrollo, que se inaugurarán de manera oficial en unos meses: se trata de un bazar de estilo marroquí, un centro de arte inspirado en el Panteón romano y en el museo Guggenheim de Nueva York, y hasta un garage con espacio para 235 vehículos, con una impresionante fachada de cemento y vidrio.

En el Faena de Miami, la atención está puesta en los detalles (Faena)
En el Faena de Miami, la atención está puesta en los detalles (Faena)

Para estar a cargo de este proyecto poder controlar cada detalle, Alan Faena se mudó desde Argentina hasta Miami. Nacido en el seno de una familia judía en Buenos Aires, sus padres eran una ama de casa y y el dueño de una empresa textil. Nació rodeado de metros de coloridas telas de todas las texturas posibles. Allí estaban las raíces de su pasión por el diseño.

#Repost @rafkomono ・・・ #FaenaHotel #MiamiBeach

Una foto publicada por Faena (@faena) el

En vez de ir a la facultad como los jóvenes de su época y clase social, a los 18 años optó en cambio por lanzar su propia marca de ropa Via Vai, para la que diseñó una gran variedad de remeras de colores. En tan sólo un año, Via Vai se había multiplicado y había decenas de locales en todo Buenos Aires y Argentina. Más tarde, su empresa ya estaría ganando USD 35 millones al año. En 1995 decidió que ya había tenido suficiente de la industria de la moda y vendió la compañía.

En el 2000 conoció a Blavatnik y con él gestaría su célebre proyecto de Puerto Madero. Hoy aplica los mismos principios y filosofías en el de Miami junto a su esposa Ximena Caminos, la directora artística del Faena Group. "A mí no me gustan las pequeñas cosas", aseguró hace unos meses durante una entrevista con Forbes. "A mí me gusta hacer cosas que cambien por completo a una ciudad. Buenos Aires no es la misma desde que apareció el Faena Hotel y creo que va a suceder lo mismo en Miami".

#Repost @theglamourai ・・・ View from the top ⛱ @faena

Una foto publicada por Faena (@faena) el

El Faena Hotel Miami Beach es la primera fase de inauguraciones del Faena District Miami Beach, cuyos diversos openings se irán produciendo durante este año y el 2017. Resta esperar, pero las fichas están puestas en este distrito, que sin dudas anticipa un cambio de paradigmas en el real estate contemporáneo. Y bienvenido sea.