El regreso de Argentina a categoría emergente estuvo descontado en precios, pero al final no se produjo.
El regreso de Argentina a categoría emergente estuvo descontado en precios, pero al final no se produjo.

No fue una jornada favorable para los activos financieros en el mundo. En Nueva York los principales índices registraron pérdidas de 0,3% en el Dow Jones, y de 0,8% para el tecnológico Nasdaq y 0,7% el S&P 500, luego de haber logrado precios récord el lunes.

Además la cotización del crudo cedió 2,2% y el barril de crudo de Texas para entregar en julio terminó en USD 43,23, su precio más bajo de 2017.

Por eso destacó el ascenso de algunas acciones argentinas, entre ellas la petrolera YPF, que ganó 2,2%, hasta los USD 22,20, aún con el lastre de la baja del crudo, en una sesión con notorio condimento local, debido a la expectativa por que Argentina vuelva a ser considerada un mercado emergente por el ponderador MSCI (Morgan Stanley Capital Internacional) después de 8 años.

No obstante, al cierre de los mercados neoyorquinos se conoció que Morgan Stanley postergó la recategorización de la Argentina, que seguirá en la franja "de frontera". La noticia cayó como un "balde de agua fría" y anticipa un reajuste de precios para las acciones y bonos domésticos este miércoles.

En el mercado daban por descontado el regreso a la categoría emergente aunque éste no se cristalizaría antes de mayo de 2018, tras analizar las medidas económicas impulsadas por la administración de Mauricio Macri.

LEA MÁS:

Como los fondos de inversión internacionales tienen en cuenta esta categorización para ponderar sus carteras de inversión, una ascenso del estatus argentino significaría por sí solo un mayor flujo de dólares al país por la demanda de activos domésticos que ahora deberá esperar.

Para Sabrina Corujo, research manager de Portfolio Personal, apuntó que "los mercados buscarán con mayor probabilidad consolidar la zona actual, más que nuevas subas directas sostenidas, sin descartar tomas de ganancias de corto plazo que no ponen en peligro la tendencia de fondo".

El país permanece en la categoría de “fronterizo” desde 2009

Entre los ADR argentinos acompañaron a YPF el Banco Macro (+2,5%), Globant (+1,1%), Transportadora Gas del Sur (+0,2%) y Edenor (+0,1%). En zona neutra se operaron Cresud y Nortel Inversora.

En tanto, quedaron en terreno negativo Tenaris (-2,1%), Bunge (-2%), Pampa Energía (-1,8%), Ternium (-1,7%), Grupo Financiero Galicia (-1,6%), Telecom (-1,1%), Grupo Supervielle (-0,9%), Petrobras Energía (-0,8%), BBVA Banco Francés (-0,5%) e IRSA (-0,5%).

Aunque en la Argentina no hubo negocios financieros por el feriado del Día de la Bandera, el economista Gustavo Ber subrayó que "tras la toma de ganancias que caracterizó a las últimas ruedas, las acciones ensayaron una recuperación a tan sólo horas del '20-J'".

LEA MÁS:

"Por el rumbo que tiene nuestra Bolsa no le damos demasiada importancia a los ajustes correctivos que se suceden. Es que a esta altura y con estos indicios la toma de ganancias no resulta prudente, nos deja fuera de mercado. Por cierto, nadie se funde por tomar ganancias, pero muchas veces se pierde la gran suba, se baja de un tren en movimiento y no se lo puede volver a tomar a tiempo: lo perdemos cuando queda un trecho importante de recorrido alcista que no deberíamos desaprovechar", consideró el analista técnico Jorge Fedio, de Clave Bursátil.

Sabrina Corujo advirtió que "los precios deberán sumar otro driver más a su comportamiento de corto, que son las elecciones y al menos de seguro presionarán al alza su piso de volatilidad. Si bien es prematuro hablar de reacciones, debemos entender que la campaña y las encuestas podrán no ser gratis para las carteras".