La entidad monetaria redobla esfuerzos para contener la inflación. (DyN)
La entidad monetaria redobla esfuerzos para contener la inflación. (DyN)

El economista del Fondo Monetario Internacional (FMI) a cargo de la Argentina, Roberto Cardarelli, consideró que la decisión del Banco Central (BCRA) de subir la tasa de interés para contener la inflación "fue una decisión apropiada", y estimó que el ritmo de actividad económica se acelerará a partir del segundo trimestre.

En declaraciones al diario La Nación desde Washington, Cardarelli afirmó que "la reducción de la inflación es una prioridad de política clave y si el BCRA pensó que el aumento de la tasa de interés era necesaria para continuar con el proceso de desinflación, pensamos que fue una decisión apropiada".

Estimó que "si las expectativas de inflación no cambian mucho y las tasas de interés reales son permanentemente más altas, entonces el cambio de política de la semana facilitará la convergencia de la inflación hacia la meta del BCRA".

Por otra parte, Cardarelli confió en que "la actividad económica crezca en el primer trimestre de 2017 a un ritmo bastante similar al del trimestre anterior, y que aumente el ritmo a partir del segundo trimestre, impulsado por un mayor consumo privado, a medida que los salarios reales y el empleo continúen recuperándose, las exportaciones también lo hagan debido a una buena cosecha, y la inversión pública".

Para el economista del FMI, "existe un supuesto de que el crecimiento de los salarios nominales se moderará en 2017 y 2018, pero, con la inflación cayendo más rápido, esto se traducirá en un alza de los salarios, un factor clave para la recuperación del consumo".