A la reactivación de la agricultura, la ganadería, la maquinaria agrícola, de la construcción y del mercado inmobiliario, comenzaron a sumarse diversos sectores industriales (Télam)
A la reactivación de la agricultura, la ganadería, la maquinaria agrícola, de la construcción y del mercado inmobiliario, comenzaron a sumarse diversos sectores industriales (Télam)

Los primeros indicadores de actividad de junio, como los de recaudación de IVA, Impuestos Internos, producción y venta de automotores y motos, elaboración de acero y productos laminados, mostraron claros signos de reactivación, principalmente en comparación con los muy bajos registros de igual mes del año anterior.

Estos datos se suman a los índices expansivos que de modo anticipado muestran desde los últimos meses de 2016 las ramas del agro, la construcción, y principalmente el rubro inmobiliario.

Ese proceso fue claramente detectado por el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella a través del Índice Líder (ILCIF) con datos hasta junio 2017.

Martín González Rozada, Investigador del CIF comunicó que: "El Índice Líder, que busca anticipar cambios de tendencia en el ciclo económico, presentó en junio un crecimiento de 0,49% con respecto a la medición del mes anterior; y aumentó 15,22% en términos interanuales".

Los índices que más influyeron en la afirmación del ciclo expansivo fueron los de la Bolsa y Construya

Los indicadores que más influyeron en la consolidación del repunte del Índice Líder que comenzó en octubre de 2016, en valores corregidos por estacionalidad, fueron el ciclo alcista de la Bolsa, 24% el índice general y 21% el Merval, en ambos casos luego de deducir el efecto de la tasa de inflación; y el índice Construya, de venta de insumos para la construcción, 16,7 por ciento.

Sin embargo, pese a que el índice general repitió un aumento de dos dígitos, de la estimación del CIF se desprende que aún no alcanzó la solidez suficiente para asegurar el inicio de un ciclo largo, en el que a la recuperación le seguirá el crecimiento de la economía en su conjunto.

"La probabilidad de ingresar en una fase recesiva de la actividad económica en los próximos meses aumentó hasta 19% en junio, 10 puntos porcentuales más que en mayo", explicó Martín González Rozada.

Además, un motor clave de la economía, como es la inversión, se mantiene retraída, más allá de la vinculada con la renovación de equipos y el auge de la obra de infraestructura por parte del sector público.

Entre los empresarios, y principalmente en la franja de los economistas profesionales, se observa con preocupación el recorrido alcista de las tasas de interés que impulsa la autoridad monetaria; y el nuevo retroceso del dólar, cuando comenzaba a recortar el atraso que afecta a la competitividad de las economías industriales y regionales.

LEA MÁS:

Estiman que "lo peor ya pasó"

El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, admitió en declaraciones radiales que el "año pasado fue un año duro" para buena parte de la población, aunque aseguró que "hace tres meses la economía lentamente empezó a crecer". "Venimos siguiendo toda la evolución de toda esta transformación económica con mucho detalle desde el comienzo.

Mario Quintana: “hace tres meses la economía lentamente empezó a crecer”

"Sabemos que el año pasado fue un año duro, pero también sabemos que desde hace tres meses la economía lentamente empezó a crecer", expresó el funcionario.

En diálogo con radio Mitre, Quintana sostuvo: "Vemos que ese crecimiento se va afianzando, reconociendo que no le llega aún a toda la gente y en algunos sectores no se siente, pero convencidos de que el rumbo es el mismo".