La empresa española ya opera en nueve países del mundo y contrata a choferes profesionales.
La empresa española ya opera en nueve países del mundo y contrata a choferes profesionales.

Tras la llegada de Uber en abril de este año, Cabify finalmente confirmó que comenzará a operar en el país, y la primera acción oficial fue la búsqueda de choferes, que se inició el 2 de septiembre.

Si bien comenzará en la ciudad de Buenos Aires, la empresa de origen español tiene también a Rosario y Córdoba en la mira para sus planes de mediano plazo. El servicio conecta conductores privados con usuarios a través de la aplicación de un smartphone o de la web, y la Argentina será el décimo país donde opere: ya está en España, Portugal, México, Perú, Colombia, Chile, Panamá, Brasil y Ecuador.

En un comunicado oficial, la empresa aseguró que "cualquier persona con licencia de conductor profesional y vigente puede aplicar al proceso de selección, sin importar edad ni género".

Desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad, confirmaron a Infobae que "la empresa expresó en varias reuniones con las autoridades" la intención de operar de forma legal en el país.

El desembarco de Cabify se retrasó unos meses porque buscaban "operar bajo el marco regulatorio establecido por las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires". Por ejemplo, los choferes que contratarán deben tener una licencia de conducir profesional, como los taxistas.

Un desembarco como la empresa plantea sumaría inscribir a la empresa ante la AFIP, contar con una habilitación para servicio de transporte y una flota de taxis o una remisería habilitada, según explicaron fuentes del sector a este medio.

Diferencias, similitudes

"Cabify desembarcó en la ciudad brasileña de San Pablo hace unas semanas y el proceso de registro de choferes fue todo un éxito. Se espera que Buenos Aires tenga un resultado similar", aseguró Guillermo Minieri, General Manager de Cabify en el país.

Tanto Uber como Cabify son aplicaciones que se bajan a un celular con conexión a internet, se ingresa una tarjeta de crédito y se pide un auto para que busque al usuario en una ubicación determinada. La calificación es otro de los puntos que comparten. El conductor le otorga un puntaje al cliente y viceversa, y si obtiene una mala nota, se lo da de baja.

Más allá de los requisitos del conductor, ¿qué otras características los diferencian? Las tarifas están fijadas por kilómetros recorridos -distancia y no tiempo-, se podrá hacer una reserva con anticipación y, a su vez, tendrá disponible un servicio de atención telefónica las 24 horas.

¿Ya se puede usar? No todavía. La aplicación ya se puede descargar en dispositivos Android e iOs, aunque sólo estará activa en la Ciudad cuando comiencen las operaciones durante el mes de septiembre, tras la convocatoria de choferes.

El Código de Transporte porteño es el que regula el transporte de pasajeros en autos, y es por eso que el Gobierno poteño sostuvo que la operación de Uber era ilegal, y  así sólo los taxis pueden realizar viajes con pasajeros. El CEO de la empresa norteamericana, Mariano Otero, había asegurado que sí es legal porque el Código Civil y Comercial establece que un prestatario y un prestador privados pueden establecer un contrato de transporte.

Los taxistas también criticaron a la aplicación Easy Taxi y marcharon contra su funcionamiento, aunque como Uber, en la actualidad están operativas en la Ciudad.